JUAN ROSELL / PRESIDENTE DE LA CEOE

“Aún queda la reestructuración del sector público”

El presidente de la patronal afirma que los empresarios han tomado medidas "necesarias" Rosell apuesta por más flexibilidad laboral y por terminar la reforma del sector financiero

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, en una foto de archivo.
El presidente de la CEOE, Juan Rosell, en una foto de archivo.C. ROSILLO

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, Juan Rosell, prevé que en 2013 la crisis se ralentizará, gracias a una reforma laboral que permite a las empresas españolas "competir a nivel europeo", por lo que espera que durante el segundo semestre del año se frene la destrucción de empleo. A pesar de eso, el presidente de la patronal afirma que el proceso de reformas aún no ha terminado y que es necesario flexibilizar aún más el mercado de trabajo y terminar la reforma del sector financiero.

Pregunta: Casi seis millones de parados, y subiendo. ¿Cuánto tiempo puede España aguantar esta situación?

Respuesta: Estos datos son ciertamente negativos, e indican las dificultades por las que están pasando tanto los trabajadores como los empresarios españoles. Las previsiones que manejamos para 2013 indican una cierta ralentización de la recesión económica, acompasada con la evolución de las exportaciones que seguirán jugando un papel muy destacable en la recuperación. De confirmarse esta tendencia, a partir del segundo semestre se empezaría a ver signos de mejora, parando el descenso y estabilizando la economía, lo que tendría también un efecto positivo sobre el empleo.

P: ¿Cuándo veremos que cambia la situación, y no de forma estacional?

R: El sector privado está finalizando su reestructuración, pero todavía queda la reestructuración del sector público. De cumplirse las expectativas y condicionantes que se prevén para este año, en el segundo semestre empezaríamos a ver una frenada en la caída del empleo, que se consolidaría a finales de 2013.

P: ¿Han hecho ustedes, en la parte de responsabilidad que les toca, todo lo que podían? ¿Podrían haber hecho algo más?

R: Los empresarios hemos llevado a cabo la reestructuración necesaria para dar viabilidad a nuestras empresas –actualmente el 60% de ellas está en pérdidas– bajo un contexto de caídas continuas de nuestras cifras de negocios y en un entorno de tensiones financieras extremadamente elevadas. Todos debemos continuar haciendo los máximos esfuerzos para cambiar la situación y reactivar la economía y el empleo lo antes posible.

P: Tampoco con la última reforma laboral ha parado el deterioro laboral, ¿por qué?

R: La reforma laboral incide en un aspecto muy importante: la flexibilización de las relaciones laborales, permitiéndonos competir a nivel europeo, sentando así las bases para que las empresas españolas vuelvan a generar empleo lo antes posible una vez iniciada la recuperación de la actividad.

P: ¿Qué hay que hacer ahora? ¿Qué es lo más urgente?

R: Es preciso seguir apostando por medidas de flexibilidad laboral para que se pueda volver a generar empleo lo antes posible cuando se inicie la recuperación, así como otras medidas que contribuyan al desarrollo de la actividad empresarial. Y para ello es imprescindible que culmine la reforma del sector financiero para que vuelva a fluir el crédito y las empresas puedan financiarse y retomar la actividad e iniciar una profunda reforma de la Administración Pública para que sea más ágil y eficaz, entre otras medidas.

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS