Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple iguala el beneficio de hace un año

En 2012 vendió 22,9 millones de la tableta iPad gracias al Mini

Tienda Apple en Grand Central Station en Nueva York.
Tienda Apple en Grand Central Station en Nueva York. EFE

La percepción sobre Apple cambió radicalmente. Hace dos años, la competencia no era un problema. Ahora, el inversor mira más los números que le llegan de Cupertino, para ver cómo la rivalidad de Google y de Samsung afecta al margen de beneficio. El fabricante del iPhone y de los Mac cerró el trimestre primer trimestre de su ejercicio fiscal, entre octubre y diciembre de 2012, con una ganancia de 13.100 millones de dólares (9.850 millones de euros), igual que hace un año.

Esta vez era muy difícil acertar, por el ruido dominante en el parqué tras las últimas informaciones sobre la caída de pedidos de componentes para su último teléfono. Las proyección de los analistas iban de un desplome del beneficio trimestral del 14% a un modesto incremento de 11%. El listón empezó a bajarse en octubre, por el coste de producción del iPhone 5 y el iPad Mini, junto al recorte de precios en el iPhone 4 y el iPhone 4S.

Se desploman las ventas de su reproductor iPod y también caen las de Mac

Apple suele ser conservadora al hacer sus previsiones. Esta vez, sin embargo, había otro punto de referencia para analizar el vigor con la que crece. Hace justo un año dobló el beneficio frente a los resultados del primer trimestre de 2011. Era cuando aún el iPhone dominaba de forma aplastante el mercado de la telefonía móvil.

La conferencia con analistas de Tim Cook, consejero delegado de Apple, se acabó dejando muchas preguntas en el aire. Eso provocó que las acciones de la compañía perdieran un 11%, lo que anticipa que el S&P 500 y el Nasdaq sufrirán al abrir Wall Street en la mañana del jueves. La imagen contrasta con el repunte del 5,5% de Google y el 4,4% de IBM tras presentar ayer resultados de cierre de ejercicio, que superaron las previsiones del parqué.

La compañía vendió 47,8 millones de unidades de teléfonos, un 37% más que hace un año

El mercado da por hecho, además, que habrá pronto una versión barata de su popular iPhone. Eso, en teoría, significa que deberá vender más unidades para ganar lo mismo que con el iPhone 4S y el recién estrenado iPhone 5. Es su principal máquina de hacer dinero. En total, vendió 47,8 millones de unidades del teléfono coincidiendo con las compras navideñas, un 37% más que hace un año.

La activación de móviles de Verizon Wireless sirvieron de anticipo. El mayor operador de telefonía celular en EE UU vendió 6,1 millones unidades del iPhone. Es el doble que en el trimestre precedente. La mitad de ellas eran del iPhone 5, que usan 4G LTE. Eso indica que el usuario buscan un dispositivo a menor precio; pero también es verdad que el iPhone 4S tiene mejor margen.

En cuanto a los otros productos de Apple, a final del pasado año vendió 22,9 millones de la tableta iPad gracias al Mini, un 48% más que hace un año. Es un fuerte incremento respecto a los 15,4 millones del mismo periodo del ejercicio 2012. Los ordenadores Mac rondaron los 4,1 millones, frente a los 5,2 millones de hace un año. Y sigue el desplome del reproductor iPod, a 12,7 millones, frente a los 15,4 millones de hace un año.

Apple facturó en total 54.500 millones entre octubre y diciembre. Los analistas opinan que la compañía de Tim Cook debe mantener el margen de beneficio en el 40% si quiere recuperar la confianza del inversor. Está en el 38,6%, insuficiente. Hace un año estaba en el 45%. Ir a por un teléfono más barato no es malo si lo que consigue es crea el mejor dispositivo en la gama de bajo coste. Lo hizo con el reproductor iPod.

Lo que está por ver ahora es si Apple acelera el ciclo de puesta en el mercado de nuevos productos, para llevar la delantera a la competencia. La firma tecnológica sigue siendo la compañía más grande por capitalización bursátil; pero sus acciones perdieron un tercio de su valor desde el máximo de 705 dólares que marcó a final de septiembre tras presentar el iPhone 5.