Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lagarde asegura que se evitó el “colapso” pero insta a evitar una recaída en la crisis

La directora gerente del FMI pide a los políticos que se concentren en la economía real

Fija como objetivo recuperar los 200 millones de empleos perdidos durante la crisis

Christine Lagarde asegura que, un año y medio después de situarse al frente del Fondo Monetario Internacional, sigue aprendiendo y también que afronta 2013 con preguntas. Pero la directora gerente del FMI sí tiene claro una cosa: que se logró “interrumpir” o “evitar” el derrumbe del sistema. Sin embargo, considera que queda mucho trabajo por hacer, por lo que este jueves ha pedido a los políticos que se concentren en la economía real y, en concreto, en recuperar los 200 millones de empleos perdidos durante la crisis.

“No podemos relajarnos con las buenas noticias”, reiteró la ex ministra francesa durante el primer encuentro del año con la prensa. En su comparecencia, Lagarde pidió que se mantenga el esfuerzo para evitar una recaída y disipar la incertidumbre latente. “A última hora se tomaron las decisiones oportunas y gracias a ellos se evitó el colapso”, defendió. El gran desafío, insistió, sigue estando en los países avanzados.

En este punto, Lagarde se refirió al reto de la sostenibilidad presupuestaria. “Hay necesidades —de ajuste fiscal— a corto plazo”, señaló Lagarde al hablar de los procesos de consolidación y de saneamiento de las cuentas públicas en curso. Pero lo que más preocupa es el medio plazo para que la deuda no sea un lastre al crecimiento económico futuro y a la creación de empleo.

Sin embargo, pasó de puntillas sobre las amenazas que podrían derivarse para la economía global si EE UU rebasa el techo de la deuda federal, fijado por el Congreso en los 16,4 billones de dólares. “Se necesita recortar el gasto”, dijo. Y aprovechó para hacer un llamamiento a demócratas y republicanos para que miren por el interés nacional y busquen un acuerdo.

El Fondo tiene previsto presentar su actualización de las últimas previsiones de crecimiento mundial el 23 de enero. El Banco Mundial ya dijo el martes que espera una expansión del 2,3% para 2012 y que ronde el 2,4% este año, para repuntar al 3,1% el que viene. Para la zona euro mantiene la contracción hasta 2014, año que crecerá un tímido 0,9%.

Lagarde considera que los países de la moneda única han logrado mucho en sus políticas al dotarse de nuevos instrumentos para luchar contra la crisis. Pero lamentó que los cortafuegos levantados para evitar el contagio “no estén operativos” y urgió a avanzar en el proyecto de la unión bancaria. También habló de un “debilitamiento” en la voluntad de seguir adelante con las reformas financieras y pidió al BCE que, en caso de que fuese necesario, optase por volver a rebajar los tipos de interés, aunque calificó su política actual de adecuada.

“La necesidad de crecer, de crear empleo e invertir no es contraria con una supervisión adecuada a la banca”, consideró la ex ministra de finanzas francesa, que se declaró “preocupada por las reticencias de los bancos a aceptar las nuevas reglas”. "El sector financiero debe ser dinámico y estar regulado con normas que den certidumbre”, añadió.

Concluyendo, recordó que dos de cada cinco parados tienen menos de 25 años de edad. Largarde recordó el principio con el que arrancó su mandato en el FMI: crecimiento para el empleo y empleo para el crecimiento, y que este sea solidario —con una distribución equitativa de los frutos del trabajo—, equilibrado —hacia los nuevos motores en los países en desarrollo— y sostenible —que no sea una amenaza para el medio ambiente—.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información