Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

2013: otro año de recortes duros

El ajuste que deberían abordar las comunidades ronda los 13.436 millones

Durante este año, las Comunidades Autónomas (CC AA) se comprometieron a reducir su déficit hasta el 1,5% PIB desde el 3,3% registrado en 2011. Para ello, presentaron en sus Planes Económicos y Financieros (PEF) medidas de aumento de ingresos y de reducción de gastos por valor de 18.425 millones de euros. Aun en el improbable supuesto de que las CC AA cumplan con su objetivo de este año, el compromiso para 2013 sigue siendo muy exigente. Las razones son las siguientes:

En primer lugar, para alcanzar un déficit del 0,7% del PIB en 2013, las comunidades tendrán que realizar un ajuste total de 8.320 millones de euros, que se añade al realizado durante este año. Para poder abordar este nuevo ajuste, las comunidades deben: bien aumentar sus ingresos o reducir los gastos, o ambas cosas.

En segundo lugar, en referencia a los ingresos, las CC AA reciben, aproximadamente, el 80% de sus recursos del Estado a través del Sistema de Financiación Autonómico (SFA). El funcionamiento del sistema es el siguiente: el Estado realiza entregas a cuenta a las CC AA de régimen común en concepto de la estimación de recaudación de los impuestos compartidos del sistema de financiación autonómico (50% IRPF, 50% IVA y 58% Impuestos Especiales) y de las cantidades que recibirán a través de los Fondos (Fondo de Garantía y Fondo de Suficiencia Global). La liquidación de esas entregas a cuenta se produce dos años después, incluyendo, además, los Fondos de Convergencia Autonómica.

La suma de estas entregas a cuenta y liquidaciones que las CC AA recibirán en 2013 a través del SFA ya se conocen. Se publicaron en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y ascienden a 86.973 millones de euros. Solamente se incrementan en 135 millones con respecto a 2012. Sin embargo, este ligero aumento no es homogéneo por comunidades. Como prueba del absurdo sistema (SFA) que tenemos y que urge reformar, basta decir que, sin que se hayan producido cambios relevantes en las variables económicas, la Comunidad de Madrid pierde 992 millones de euros (lo que supone una reducción del 8% de sus recursos) y, al mismo tiempo, Andalucía ve incrementados sus recursos en 470 millones (un aumento del 3%).

Casi todo el peso tendrá que venir del gasto en educación, sanidad y servicios sociales

Así, si consideramos el conjunto de las CC AA, los ingresos del SFA para 2013 serán muy similares a los obtenidos en 2012. Las comunidades tienen poco margen para aumentar sus ingresos por sus propios medios, ya que los incrementos impositivos realizados en 2012 pueden verse neutralizados tanto por la caída en la recaudación debido a una menor actividad económica, como por la reducción de otras transferencias hacia las CC AA procedentes de los PGE de 2013. Por estos motivos, vamos a asumir razonablemente que los ingresos totales de las CC AA variarán en la misma cuantía que los procedentes del SFA. Esto implica que los recursos con los que contarán las CC AA en 2013 serán muy similares a los de este ejercicio.

De esta forma, bajo el optimista supuesto de que las CC AA cumplirán su objetivo de déficit de 2012, para poder cumplir con sus compromisos de 2013 deberán reducir sus gastos en 8.183 millones.

En tercer lugar, según las estimaciones realizadas en el Cuarto Informe Fedea del Observatorio Fiscal y Financiero de las CC AA, el déficit de las comunidades en 2012 será del 2% del PIB, y no del 1,5%. Si nuestros pronósticos se cumpliesen, el ajuste de gasto que deberían abordar las comunidades sería de 13.436 millones de euros.

Por último, si a esta cifra le añadimos el hecho de que para el próximo año se espera un mayor gasto de intereses y que los recortes en gastos en inversión han llegado a su máximo (se han reducido más del 60% desde el inicio del ajuste), podemos anticipar que 2013 será un año muy duro en función de los recortes en gastos corrientes (sin tener en cuenta gastos en intereses), ya que casi todo el peso del ajuste tendrá que venir de esta partida. Cabe recordar que los gastos corrientes libres de intereses son los que proporcionan los servicios más sensibles para la sociedad: educación, sanidad y servicios sociales.

J. Ignacio Conde-Ruiz (Universidad Complutense), Juan Rubio-Ramírez (Universidad de Duke) y Carmen Marín. Los tres son investigadores de Fedea.