La prima de riesgo baja de 400 puntos básicos por la llegada de la ayuda europea

El sobreprecio exigido a la deuda española se reduce a su nivel más bajo en el último mes Pese a la mejora, el Banco de España advierte de que se disipa la tregua del BCE

El dinero que España ha pedido a sus socios europeos para sanear a la banca con problemas ha iniciado este miércoles su viaje desde Bruselas y Fráncfort, donde está la sede del BCE, hacia Madrid. En los mercados de deuda, la noticia ha tenido un efecto analgésico inmediato y ha reavivado cierto apetito de los inversores por el papel del Tesoro. Gracias a ello, la prima de riesgo española, que es el sobreprecio exigido a la deuda del Estado frente a la alemana, de referencia por su estabilidad, ha logrado bajar de los 400 puntos básicos por primera vez en el último mes.

En las Bolsas europeas, la mejora registrada en la deuda al olor del dinero, que suprime una de las muchas incógnitas que afronta España en su camino de salida de la crisis, ha sido buena excusa para frenar las pérdidas. Al cierre, el español Ibex 35 ha bajado un 0,33%, en línea con el resto de Europa, y ha logrado mantener los 7.800 puntos. En las divisas, el euro ha vuelto a acabar el día sobre los 1,29 dólares.

La prima de riesgo, considerado por los analistas como el mejor barómetro de la confianza de los inversores y que condiciona a su vez los costes de financiación de las empresas, se ha reducido en 12 puntos básicos con respecto al cierre de la víspera. Con ello, se ha situado en 395 puntos básicos (3,95 puntos porcentuales), un nivel que no pisaba desde el 25 de octubre. El martes, la prima de riesgo también registró una importante mejora y pugna por cerrar su segunda semana consecutiva de descensos considerables. Entre el lunes 19 y el viernes 23 de noviembre mejoró en 35 puntos. A ello contribuyeron las expectativas de un acuerdo en el Eurogrupo sobre Grecia, lo que al final tuvo lugar el pasado lunes, ya que devolvió el apetito por el riesgo de los inversores.

Más información
Bruselas y el BCE recomiendan desembolsar la ayuda a España
Bruselas recortará en un 60% los activos de las cajas nacionalizadas
El BCE sigue a la espera de España para activar su plan de ayuda

El interés exigido a los bonos del Tesoro a 10 años, que es el título que se utilizar para calcular la prima de riesgo, ha bajado al 5,3%. También se ha reducido la rentabilidad solicitada por la deuda que tiene plazos inferiores y lo ha hecho con la suficiente intensidad como para destacarse como la mejor de la jornada en los mercados secundarios, donde se negocian los títulos una vez emitidos.

En el caso de los bonos a dos y tres años, las compras, o el simple interés de los inversores de preguntar precios, ha situado su rentabilidad en los niveles de septiembre, cuando el Banco Central Europeo confirmó su plan para garantizar la estabilidad del euro. Esta iniciativa, que el organismo presidido por Mario Draghi conserva en la banda y sin salir al campo, pero lista para entrar en acción, permitirá al instituto emisor comprar los títulos del Tesoro. Las adquisiciones se restringirán a aquellos bonos con entre uno y tres años de plazo. La operación, sin embargo, requiere que el Gobierno solicite ayuda a los fondos de rescate europeos y acepte las condiciones vinculadas a este recurso. El Ejecutivo, de su lado, sigue mostrando reticente.

A este respecto, el Banco de España advierte en su último boletín económico, publicado este miércoles, que "el alivio de las tensiones que supuso el anuncio del BCE ha sido evidente, aunque más recientemente ha comenzado a mostrar algunos síntomas de agotamiento". En el mismo sentido, los analistas consideran que la mejora de la prima de riesgo, que está más de 200 puntos básicos de los máximos que alcanzó en julio, se sostiene por las expectativas de que habrá rescate. En caso de que no sea así o simplemente si cunde la percepción entre los inversores de que no será así, alertan de que podría volver el acoso.

Sobre la firma

Álvaro Romero

Redactor del equipo de Redes Sociales y Desarrollo de Audiencias en EL PAÍS. Es licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS