Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ryanair recortará un 12% de las rutas en España por la subida de tasas de AENA

La aerolínea de bajo coste reducirá su oferta un 35% en Madrid-Barajas

En el aeropuerto de Barcelona-El Prat la caída será del 23%

Un avión de Ryanair despega en el Aeropuerto de El Prat, Barcelona.
Un avión de Ryanair despega en el Aeropuerto de El Prat, Barcelona.

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair ha anunciado este miércoles la reducción de un 35% y un 23% de la oferta de vuelos que tiene en Madrid y Barcelona, respectivamente, por la subida de tasas realizada por AENA en julio. El recorte total en España será del 12%, lo que supondría la pérdida de 4,5 millones de pasajeros y de 4.500 puestos de trabajo, según ha afirmado hoy la compañía en dos ruedas de prensa, celebradas en Madrid y Barcelona.

Esta medida, asegura la empresa, se hará efectiva a partir del 30 de marzo del próximo año, salvo que "la empresa aeroportuaria imponga las mismas tasas que tenía antes", ha destacado Michael Cawley, vicepresidente de Ryanair. El incremento de las tasas aeroportuarias supone para la compañía una cuantía cuatro veces superior a la media que paga en los 170 aeropuertos en los que opera. Este repunte, según sus cálculos, ha generado un gasto de entre 75 y 80 millones de euros más en tasas que las que abonó en 2012.

Por contra, Cawley ha afirmado que el recorte de actividad de la aerolínea irlandesa supondrá para Aena una pérdida directa de 30 millones de euros en ingresos. A esa cifra se añadirá lo que el ente estatal deje de ingresar por la caída de ventas en las tiendas de los aeropuertos y en los aparcamientos de la red del gestor aeroportuario. 

Este recorte supondría la pérdida de 4,5 millones de pasajeros y de 4.500 puestos de trabajo, según la compañía

"Nuestros pasajeros no van a pagar más porque AENA esté en quiebra", ha subrayado Cawley, mientras criticaba la política del gestor aeroportuario español por construir terminales "que no eran necesarias". El ejecutivo ha asegurado que la decisión de la aerolínea es "reversible" siempre y cuando se rebajen las tasas.

Respecto al aeropuerto barcelonés de El Prat, la disminución afectará a 170 vuelos y llevará a la supresión de 1.200 puestos de trabajo. En Madrid-Barajas, la reducción de la programación causará la pérdida de 272 vuelos semanales y 1.900 empleos directos.

Entre las rutas que serán canceladas figuran las de Almería, Ancona, Bari, Girona, Eindhoven, Faro, Fráncfort, Génova, Londres-Gatwick, Poznan, Estocolmo, Turín y Verona.

El vicepresidente del grupo ha anunciado también una reducción de vuelos en el aeropuerto de Alicante, por la prohibición de embarcar a pie. Esta medida, según sus cálculos, provocará la pérdida de 600.000 pasajeros y unos 600 puestos de trabajo.

La decisión de Ryanair se ha referido supondrá una reducción de 648 trayectos semanales, una pérdida de 4,5 millones de pasajeros y de 4.500 empleos directos, de acuerdo con Cawley. Esta caída en las operaciones provocará, a su vez, que AENA deje de ingresar más de 25 millones euros, ha añadido.

Al margen de España, Ryanair tiene previsto seguir creciendo en su rutas y estima aumentar sus vuelos un 4% en 2013, alcanzar los 79 millones de viajeros y entre 490 y 520 millones de euros de beneficios. El responsable de la aerolínea ha anunciado que tiene previsto contratar 600 nuevos trabajadores en los próximos meses ante la entrega de siete nuevos aviones y "reubicará" a las tripulaciones de las cinco aeronaves que dejarán de operar en España.