Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La llegada de turistas rusos a España se duplica en los últimos dos años

Rusia aporta 1,12 millones de visitantes desde enero, pero aún siguen siendo minoría

El total de extranjeros que han viajado a España crece un 3,1% pese a bajar en octubre

Veraneantes rusos en la playa de Montiboli, en la localidad de Vila Joiosa (Alicante).
Veraneantes rusos en la playa de Montiboli, en la localidad de Vila Joiosa (Alicante).

La llegada de turistas rusos volvió a subir con fuerza en octubre, con lo que se confirma la pujante tendencia de un colectivo que no solo aporta más visitantes, sino que también aumentan el nivel cualitativo del turismo, ya que presentan un importante poder adquisitivo. Según los datos del departamento que dirige José Manuel Soria, el número de turistas que llegan desde Rusia se ha duplicado en los dos últimos años y sigue creciendo.

La locomotora de la economía española en plena crisis, el turismo, flaqueó en octubre. Ese mes llegaron a España 5,1 millones de turistas internacionales, cifra un 3,2% inferior a la registrada en el mismo mes de 2011. Es el primer dato de descenso que se registra desde abril, cuando se redujeron el 1,7%, y la otra única mancha roja en las estadísticas no aparece hasta marzo de 2011. “Sin embargo, la disminución de octubre cabe relativizarla ya que se produce sobre el excepcional crecimiento recogido en octubre de 2011, de un 9,4%”, señaló Frontur, organismo dependiente del Ministerio de Industria y Turismo.

Ese mismo mes la llegada de turistas rusos se incrementó un 63%. Desde enero, el avance es del 41%, con 1,12 millones. De todas las nacionalidades han llegado 52 millones de turistas. Pese al espectacular aumento, el número de rusos que van de vacaciones a España sigue siendo minoritario con respecto al resto.

Así, desde Reino Unido llegaron 12,5 millones de visistantes, lo que mantiene a este país como el principal mercado emisor pese a que su avance con respecto al periodo enero-octubre de 2011 fue de un exiguo 0,6%. Alemania, con 8,4 millones de turistas, fue el segundo y Francia, de donde llegaron 8,04 millones, el tercero.

En cuanto al cuarto país de la lista Italia, que al igual de España está sufriendo en mayor medida los envites de la crisis, es el mercado emisor que peor se comportó en octubre con un descenso del 26,4% en el número de turistas. Desde enero han llegado 3,24 millones de visitantes, un 3,7% menos.

Según la secretaría de Estado de Turismo, los rusos que han visitado España entre enero y septiembre ha generado un impacto económico de 1.331 millones de euros. Su gasto medio, además, supera los 1.500 euros, lo que representa más del 50% de la media. España es, para los turistas de este país, el tercer destino para sus vacaciones.

Para intentar sacar partido del alto poder adquisitivo de los rusos que visitan España regularmente, el Gobierno está estudiando ofrecer la residencia temporal a los extranjeros que compren una vivienda de más de 160.000 euros. La medida, cuyo objetivo es incentivar la compra de casas vacías y dar salida al abultado stock, también estaría dirigida a los ciudadanos chinos. En 2011 se vendieron 41.000 viviendas a ciudadanos rusos con un impacto económico de 1.200 millones de euros.

Las pernoctaciones caen un 3,6% por el turismo nacional

Los hoteles españoles alcanzaron 23,9 millones de pernoctaciones en octubre de este año, lo que supone un descenso del 3,6% respecto al mismo mes de 2011, según el INE. Los precios hoteleros registraron en el décimo mes del año un recorte del 1,3%, con una facturación por habitación ocupada de 67,9 euros de media y unos ingresos por habitación disponible de 37,2 euros.

La caída de las pernoctaciones experimentada en octubre se debió al comportamiento de los turistas residentes, que redujeron un 11,1% su estancia en estos establecimientos, frente a los extranjeros, que incrementaron un 0,4% sus pernoctaciones en hoteles.

La estancia media se incrementó un 1,9% en octubre en tasa interanual, situándose en 3,3 pernoctaciones por viajero. Entre enero y octubre, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros bajaron un 1,5% en comparación con el mismo periodo del año pasado.