Alfredo Sáenz ve “con buenos ojos” que España pida el rescate europeo

El consejero delegado del Santander cree que ayudará a reducir la prima de riesgo

El consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, se ha mostrado hoy confiado en que el programa de compra de deuda soberana del Banco Central Europeo (BCE), que podría solicitar el Gobierno español, ayude al sector financiero a financiarse sin dificultades en el mercado y ha señalado que ve "con buenos ojos" que España pida el rescate.

Alfredo Sáenz se ha expresado así durante la presentación, ante los analistas, de los resultados registrados por la entidad entre enero y septiembre, cuando ganó 1.804 millones de euros, el 66% menos, tras cubrir el 90% de los requerimientos de la normativa sobre riesgos inmobilarios aprobados por el Gobierno.

Además, respondía así a preguntas de los analistas acerca de cómo puede afectar a la banca española la petición de ayuda financiera de España a sus socios europeos.

En este sentido, el consejero delegado del Banco Santander ha dicho que "parece claro" que cualquier línea de crédito que sea suministrada por organismos internacionales y que facilite la financiación del Tesoro, "ayudará a reducir la prima de riesgo española".

Y con ello, también disminuirán los diferenciales de los bancos, sobre todo de los principales del sistema financiero español, en los mercados mayoristas internacionales, algo que ayudaría a la financiación de la banca. "Lo vemos con buenos ojos", ha concluido.

En cuanto al "banco malo", que el Gobierno aprobará a mediados de noviembre, Sáenz ha reconocido que le preocupa la relación entre el precio de transferencia de los activos por parte de las entidades en manos del Estado y sus consecuencias sobre el resto del sector, que podría verse obligado a atesorar más provisiones.

Sin embargo, en la conferencia con analistas, ha considerado que a pesar del descuento que se aplique a los activos inmobiliarios que pasen al "banco malo", "no hay ningún elemento" que le lleve a pensar en otro decreto que eleve las exigencias de provisiones.

En cualquier caso, eso no quita para que el mercado lo acabe exigiendo si la banca nacionalizada traspasa sus activos tóxicos con importantes descuentos que, a juicio de Sáenz, estarán próximos al escenario adverso de las pruebas de solvencia de Oliver Wyman.

El "número dos" del Banco Santander ha augurado que los precios de transferencia estarán entre un 7% y un 13% por debajo de los niveles del escenario base de la consultora y por lo tanto, próximo al escenario "estresado".

Esto supondrá alguna diferencia con el valor de provisiones que exigen los dos reales decretos aprobados por el Gobierno, pero cree que será "pequeña" y "justificada porque hay gastos de transmisión, operativos e incluso un incentivo de beneficio a los potenciales inversores".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS