Banco Sabadell reduce sus beneficios el 56,3% hasta septiembre

La entidad destina 2.170 millones a las dotaciones para insolvencia de la reforma financiera

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu.
El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu.EFE

Banco Sabadell obtuvo hasta el mes de septiembre un beneficio neto de 90,6 millones de euros, un 56,3% menos que en el mismo período de 2011, tras destinar 2.170,5 millones a las dotaciones para insolvencias requeridas por los dos reales decretos del Gobierno. El consejero delegado de la entidad, Jaume Guardiola, ha asegurado esta mañana que hasta ahora ya ha cubierto con el 75% de los saneamientos exigidos por el Gobierno. Los 800 millones restantes, ha anunciado la entidad, se irán aportando hasta el segundo trimestre de 2013 y no supondrán entrar en números rojos.

La entidad que preside Josep Oliu registra hasta septiembre una mejora de todos los márgenes, tanto el de intereses (el que mide el negocio puramente bancario), que crece casi un 19,7%, hasta los 1.380 millones, como el bruto, que alcanza los 2.153 millones, un 15,5% más. El margen antes de dotaciones, por su parte, "evoluciona mejor de lo esperado por el consenso del mercado" y aumenta un 5%, situándose en los 970,4 millones, según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El total de clientes del grupo es ahora de 5,5 millones y el volumen de recursos gestionados asciende a 130.349 millones

El Sabadell señala que la confirmación de que la entidad cuenta con el nivel de capital suficiente para hacer frente al escenario económico más adverso, tal y como concluye el test de resistencia del sector financiero realizado por la auditora Oliver Wyman, así como el estricto cumplimiento del plan de integración de CAM, enmarcan la actividad del banco catalán en este tercer trimestre de 2012. "Estamos muy satisfechos por estar en el Grupo 0 y ahora no nos sentimos pendientes de tener que realizar operaciones corporativas", ha afirmado Guardiola en la presentación de los resultados. Tras haber realizado la adquisición de Banco CAM y haber ampliado su negocio en Estados Unidos, donde tienen un volumen de negocio de unos 9.000 millones de dólares (unos 6.950 millones de euros), el Sabadell seguirá mirando oportunidades. Y aunque, según Guardiola, deberá a estudiar si sigue interesándole CatalunyaCaixa, el objetivo vuelve a estar fuera. "Ahora ha llegado el momento de ver movimientos para diversificar geográficamente nuestro negocio del banco. Vamos a estar atentos a la expansión internacional", ha señalado Guardiola.

Al cierre del ejercicio, Banco Sabadell cumple los objetivos de liquidez, fortalecimiento del balance e incremento de márgenes y volúmenes de negocio, manteniendo unas buenas ratios de cobertura y costes. Así, los activos totales del Sabadell suman a finales de septiembre más de 164.417 millones de euros, lo que supone un crecimiento cercano al 72% con respecto a 2011. Por su parte, la inversión crediticia bruta de clientes supera los 119.300 millones, un 64,7% más, contando la aportación de SabadellCAM. Los fondos propios del grupo alcanzan los 9.215 millones (+47%), en tanto que los recursos de clientes en balance crecen un 46,2%, hasta los 75.057 millones.

Banco Sabadell también ha logrado mantener en el tercer trimestre el buen ritmo de captación de nuevos clientes, de manera que de un año a otro ha registrado 303.100 nuevas altas. El total de clientes del grupo, incluyendo SabadellCAM, es ahora de 5,5 millones, y el volumen de recursos gestionados asciende a 130.349 millones, casi un 40% superior a la cifra de 2011.

En este período, la ratio de morosidad sobre el total de riesgos de la entidad combinada de Banco Sabadell y SabadellCAM es del 8,46%, sin tener en cuenta los activos afectos al Esquema de Protección de Activos (EPA). El pasado año, este porcentaje era del 5,72%. El Sabadell también ha aumentado la cobertura sobre el total de la cartera crediticia e inmobiliaria, que alcanza el 15,7%, el triple que en 2011. Hasta el 30 de septiembre, los gastos de explotación del Sabadell superan los 1.070 millones, un 26% más, debido principalmente a la integración de CAM.

Banco Sabadell, por otra parte, ha logrado incrementar sus fondos propios en 2.940 millones de euros, un 46,8% más, de forma que su core capital se sitúa en el 10%, un punto por encima que el año anterior. En el comunicado remitido a la CNMV, la entidad catalana destaca que el tercer trimestre de 2012 ha estado marcado por algunos hechos relevantes, como la unificación de la oferta inmobiliaria de Banco Sabadell y Banco CAM bajo una única plataforma o la oferta de canje de participaciones preferentes y deuda subordinada de CAM por acciones del Sabadell. Hace escasas semanas, además, Oliver Wyman dio a conocer los resultados de los denominados test de estrés realizados a la banca, que Banco Sabadell superó con nota. Según este informe, en el escenario considerado de máxima adversidad, que es también altamente improbable, el Sabadell tendría un exceso de capital de 915 millones.

La entidad también se anticipó a la creación del banco malo y creó una estructura dentro del grupo para gestionar los activos inmobiliarios, con y sin morosidad, y los créditos tóxicos provenientes de la actividad empresarial. Esta sociedad gestiona una cartera de 36.000 millones de euros, aunque con la cobertura del Esquema de Protección de Activos (EPA) el volumen neto es de 16.000 millones. Guardiola ha asegurado que la entidad todavía no ha decidido sobre su participación en la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). "Estamos esperando el reglamento, que sea firme, y el modelo de precios de transferencia y cómo se constituye el capital privado", ha explicado.

Los títulos de la entidad subían un 0,21% a primera hora de la mañana después de haber caído con fuerza los cuatro días anteriores de cotización.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS