Revés judicial para el Santander por un pleito multimillonario en EE UU

Un magistrado propone una indemnización de 309 millones de dólares en un caso de Sovereign

El Banco Santander ha sufrido un revés en un pleito multimillonario relacionado con la toma de control de Sovereign, su filial en Estados Unidos. El tribunal ha sentenciado en contra del banco y la propuesta del magistrado que debe fijar los daños es que pague en total 309 millones de dólares (unos 236 millones de euros) en concepto de daños, gastos y honorarios e intereses, según ha señalado el banco en un folleto registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) esta semana. El banco recurrirá la decisión.

El caso tiene su origen en una demanda presentada el 17 de diciembre de 2010 por la entidad Bank of New York Mellon Trust Company, National Association contra Santander Holdings USA (antes Sovereign Bancorp) ante el Tribunal de Distrito del Distrito Sur de Nueva York en calidad de Fiduciario del Trust PIERS. La demanda afirmaba que la adquisición de Sovereign por Banco Santander el 31 de enero de 2009 constituyó un “cambio de control” del Trust PIERS.

En el caso de que la adquisición constituyera un “cambio de control”, Sovereign tendría la obligación de pagar un tipo de interés considerablemente más alto sobre las obligaciones subordinadas de Sovereign depositadas en fideicomiso en nombre de los tenedores del Trust PIERS, y el importe principal de las obligaciones se incrementaría a 50 dólares por obligación en la fecha de entrada en vigor del “cambio de control”.

Según la escritura que rige esos títulos, no existe “cambio de control” en virtud del Trust PIERS si la contraprestación por la adquisición consiste en acciones ordinarias que coticen en un mercado nacional de valores. Banco Santander emitió American Depositary Shares (ADS) en relación con la adquisición que cotizaban y siguen cotizando en la Bolsa de Nueva York.

El Santander tiene provisionados 144 millones de dólares

En diciembre de 2011, el Tribunal estimó que el término “acciones ordinarias” empleado en la cláusula de la escritura relativa al “cambio de control” no incluía las ADS y por consiguiente, había tenido lugar un “cambio de control”. El Tribunal remitió el asunto del pago de los daños y perjuicios a un juez de juzgado de distrito para abrir una investigación. El 21 de agosto tuvo lugar la audiencia final sobre la fijación de daños.

El Santander registró en 2011  el importe que estimaba que podía tener que pagar (139 millones de dólares), que incluye los intereses acumulados al 7,410% desde el 31 de enero de 2009 hasta el 31 de diciembre de 2011 y el importe resultante de incrementar los bonos hasta 50 dólares de nominal.

Sin embargo, el 13 de septiembre de 2012, el magistrado emitió su informe final recomendando al Tribunal que el interés del programa se ajuste al 13,61% anual desde el 31 de enero de 2009, y que por tanto se indemnice a los titulares del programa en concepto de daños con 305,6 millones de dólares y se reembolse la cantidad de 3,16 millones de dólares en concepto de gastos y honorarios de abogados más 130.150 dólares en concepto de intereses.

La decisión definitiva del tribunal se espera para el mes de diciembre

El pasado 26 de septiembre, Sovereign interpuso escrito de oposición al informe de daños elaborado por el magistrado. El 10 de octubre de 2012 finalizó el plazo para que el fiduciario contestase al escrito de oposición formulado por Sovereign.

Sovereign ha solicitado, además, una audiencia ante el tribunal para que analice si tiene jurisdicción sobre este procedimiento en base a la documentación aportada por el demandante al magistrado durante la fase de elaboración del informe de daños. En caso de ser apreciada esta alegación, el caso se cerraría. El tribunal fijó la audiencia para evaluar esta nueva alegación el 11 de octubre de 2012.

El banco estima que el tribunal emitirá la decisión final a finales de diciembre. Contra esta decisión cabe recurso de apelación ante United States Court of Appeals for the Second Circuit en el plazo de 30 días, según explica la entidad

"El grupo sigue opinando que la adquisición por Banco Santander no constituyó un “cambio de control” en virtud del Trust PIERS y que los daños y perjuicios son exagerados. En consecuencia, el grupo tiene la intención de recurrir el fallo del Tribunal que afirma que la adquisición por parte de Banco Santander constituyó un “cambio de control”, así como la valoración de los daños y perjuicios, una vez concluya la investigación y se emita, en su caso, sentencia definitiva contra Sovereign", señala el Santander en el folleto registrado en la CNMV.

Por ahora, el Santander tiene registrados o provisionados 144 millones de dólares, que incluyen los intereses acumulados al 7,41% desde el 31 de enero de 2009 hasta el 30 de junio de 2012 y el importe resultante de incrementar los bonos hasta un valor nominal de 50 dólares. Tendría, pues, sin cubrir otros 165 millones de dólares (unos 126 millones de euros) para llegar a la cifra propuesta por el magistrado.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50