Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La prima de riesgo cae de los 400 puntos tras el respiro dado por Moody’s

El tipo a 10 años cede hasta el 5,462% y marca un mínimo desde abril

El Ibex 35 cierra en 8.128,2 puntos, tras un alza del 2,37%

La agencia de calificación Moody's dio ayer carta de naturaleza a las expectativas que en las últimas semanas se han consolidado en los mercados acerca de una petición de ayuda española al fondo europeo de rescate, requisito imprescindible para que el Banco Central Europeo active el programa de compras de bonos con vencimiento hasta tres años conocido como Operaciones Monetarias Directas (OMT por sus siglas en inglés).

Moody's anunció anoche que mantiene la nota de la deuda soberana española en la categoría de inversión Baa3 (a solo un nivel de caer en territorio de bono basura). Aunque asigna una perspectiva negativa a España, la firma justifica su decisión en el menor riesgo de que pierda el acceso a los mercados gracias, precisamente, a la intención del BCE de comprar deuda soberana en los términos que explicó el presidente de la institución, Mario Draghi, el pasado 6 de septiembre.

La prima de riesgo, el exceso de rentabilidad de los bonos españoles a diez años respecto a los alemanes, ha llegado a caer hasta 382 puntos básicos (3,82 puntos porcentuales), tras cerrar ayer en 426. Ha terminado en 383. Este diferencial se ha situado por debajo de los 400 puntos básicos por primera vez desde el pasado 14 de septiembre.

El interés del bono español a 10 años ha tocado el 5,462%, frente al 5,805% en que cerró ayer, un mínimo que no marcaba desde el pasado abril. Ha terminado en el 5,467%. La rentabilidad de los títulos a dos años también ha experimentado un notable descenso, hasta el 2,764%, nivel que no tocaba desde el pasado septiembre. Al cierre se situaba en el 2,777%.

La prima de riesgo italiana también ha caído hasta 312 puntos, tras finalizar ayer en 339, para terminar en 313. Más acusado ha sido el efecto en los bonos a dos años, cuya rentabilidad ha caído hasta el 1,977% al principio de la jornada y se situaba por debajo del 2% por primera vez desde el pasado marzo. Al cierre de la sesión remontaba hasta el 2,007%.

En la Bolsa, el Ibex ha iniciado la jornada con un empuje que lo ha llevado hasta superar los 8.000 puntos y marcar un máximo en 8.131,9 puntos a menos de una hora del cierre, tras un alza del 2,41%. Al cierre, el indicador bursátil se ha colocado en 8.128,2 puntos, lo que supone una subida del 2,37%. Bankia (+18,92%), Sacyr Vallehermoso (+9,57%) y FCC (+7,19%) son los valores con mayores ganancias, mientras Dia (-1,83%), Grifols (-1,36%) y Abengoa (-1,2%) son los que más pierden.

Las plazas europeas se anotan leves avances. Londres sube un 0,63%, París un 0,43%, Fráncfort un 0,2% y Milán un 1,25%. Las subidas se han apuntalado tras saberse que la obra nueva en Estados Unidos creció en septiembre hasta su nivel más alto en cuatro años. Según ha informado el Departamento de Comercio, el avance fue del 15%, hasta una tasa anual de 872.000, nivel que no se registraba desde julio de 2008 y que ha superado las previsiones de los analistas.

El euro ha subido hoy hasta cambiarse a 1,3140 dólares, su mayor cotización desde el 17 de septiembre, tras cerrar ayer en 1,3054 dólares.

La decisión de Moody's se conoce una semana después de la rebaja del rating practicada por Standard & Poor's (S&P), que recortó la nota de la deuda soberana en dos escalones, hasta situarla en 'BBB-' y dejarla al borde del bono basura.

Tanto S&P como Moody’s asocian a España una “perspectiva negativa”, lo que significa que su nota podría verse recortada a corto plazo, colocando los títulos de Estado en la categoría de alto riesgo o especulación.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reúnen mañana en Bruselas. En la agenda figuran asuntos como el presupuesto de la Eurozona y la unión bancaria, aunque en la cumbre no se discutirán detalles concretos sobre la recapitalización bancaria o la situación de España.

El Gobierno de Mariano Rajoy estudia pedir una línea de crédito del nuevo fondo de rescate de la UE, con la esperanza de que sirva para reducir de manera significativa los costes de financiación del Estado y mantener la prima de riesgo alrededor de los 150 puntos básicos.

Más información