Axesor apuesta por el mercado de las medianas empresas

La empresa de gestión de riesgo española obtiene la calificación europea como agencia de 'rating'

Facilitar la financiación a un mercado potencial de 779 empresas de mediano tamaño. Es el objetivo que se ha marcado Axesor en la nueva etapa que afronta la empresa de gestión de riesgo ahora que acaba de obtener la calificación europea como agencia de rating.  En España, estas empresas se financian casi en exclusiva (98%) a través de los bancos y la crisis financiera ha restringido al máximo el acceso al crédito por parte de las pymes.

El Gobierno se ha propuesto crear un mercado de deuda privada y permitir que estas compañías puedan acudir al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), hasta ahora centradas en operaciones de mayor volumen, para propiciar la financiación del sector que crea la mayoría del empleo en España. Todavía no hay una fecha prevista para el lanzamiento de este mercado.

Axesor se ha fijado en el modelo alemán, que en 2010 captó 2.700 millones de euros de financiación para empresas medianas, con un volumen medio de emisión de 35 millones de euros y un plazo de vencimiento de cinco años. El coste medio para las empresas se situó en el 7,58% y la calificación mínima para acceder a ese mercado era de B, por debajo del grado de inversión tradicional.

La empresa de origen granadino ha trasladado ese perfil al mercado español y asegura que hay mercado, pese a que la calificación media de las empresas españolas es muy inferior a la de las alemanas y de que la economía nacional está sumergida en una crisis profunda, que no afecta de forma equiparable a las alemanas. "Pese a la crisis, la rentabilidad de estas empresas está en el 12%", sostiene Santiago Martín, director general de Axesor. "Aunque una calificación de grado B conlleve un riesgo de impago del 1,5%, hay inversores que buscan un mayor retorno a cambio de un cierto riesgo si los análisis son fiables". "La crisis tiene que empeorar bastante para que se cierre este tipo de financiación, pero entonces sería la debacle", apunta el presidente de la empresa.  

Unas 779 empresas podrían beneficiarse del nuevo mercado de deuda privada

Axesor realizará calificaciones de estas empresas, empezando por las del Mercado Continuo, y las ofrecerá a clientes o inversores. "Con esta modalidad", asegura Martínez, "se elimina todo conflicto de interés". Las calificaciones finales serán aprobadas por un comité de calificación que estará integrado, entre otros, por el economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, y por Santiago Carbó, catedrático de Economía y Finanzas de la Bangor Business School.

Con esta apuesta, Axesor redirige sus planes de crecimiento a intentar explotar el potencial del mercado corporativo español dentro del ámbito europeo, después de intentar formar parte de la primera agencia de rating europea con el objetivo de competir con las tres grandes a nivel mundial, Moody's, Standard & Poor's y Fitch. "Las grandes no hacen lo que nosotros hacemos", subraya Martínez.

El proyecto europeo sigue más o menos en pie, pero se desarrolla con lentitud y aún presenta muchas incógnitas. Antes de final de año la Comisión Europea deberá presentar la regulación definitiva sobre esta materia y será entonces cuando la empresa mida sus fuerzas. "Por ahora solo mantenemos una asociación con tres empresas europeas —la alemana Creditreform; la italiana Cervet y la búlgara BCRA— con el objetivo de crear una plataforma supranacional de análisis de riesgo a nivel europeo", apunta Demetrio Martínez. "Pero para empezar no se puede competir frontalmente. La credibilidad viene con el tiempo", admite. 

Sobre la firma

Alicia González

Corresponsal de Economía Internacional de EL PAÍS. Especialista en relaciones internacionales, geopolítica y economía, ha cubierto reuniones del FMI, de la OMC o el Foro de Davos. Ha trabajado en Gaceta de los Negocios, en comunicación del Ministerio de Economía (donde participó en la introducción del euro), Cinco Días, CNN+ y Cuatro.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS