Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Banco Popular aspira a cubrir sus 3.223 millones de déficit sin ayudas públicas

La entidad precisaría 3.200 millones de euros en el escenario macroeconómico más extremo

En el contexto más esperable tendría un exceso de 677 millones

Los resultados de las pruebas de resistencia realizadas por la consultora Oliver Wyman reflejan, en el caso de Banco Popular, un exceso de capital en el escenario base —el más esperable— de 677 millones de euros, mientras que en el teórico escenario de máximo estrés los requerimientos de capital ascenderían a 3.200 millones de euros. Banco Popular asegura en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que tiene capacidad suficiente para cubrir con sus propios recursos dichos requisitos.

La entidad recuerda que el escenario más exigente se basa en una hipotética situación macroeconómica muy adversa de 2012 a 2014, con una probabilidad de ocurrencia de menos del 1% (por ejemplo, que el PIB español caiga en 2012 más de un 4% o que los ingresos ordinarios de Banco Popular desciendan más de un 40%). El escenario base, en cambio, se encuentra en línea con las previsiones reales para España de las principales instituciones internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea o la OCDE.

"La política de Banco Popular ha sido siempre la de no solicitar ayudas públicas y sí generar los recursos necesarios a través de la retención de beneficios y la aportación de capital de sus accionistas", asegura la entidad presidida por Ángel Ron en el comunicado. "Dicha política se mantiene sin cambios descartándose recurrir a inyecciones de capital público en ningún caso", añade.

El banco recuerda que "en breve" publicará las líneas maestras de su nuevo plan de negocio, que implican "un mayor esfuerzo de capital" respecto al que se encuentra vigente. Según se hizo público el pasado julio con ocasión de la presentación de resultados del segundo trimestre de 2012, este contemplaba, entre otras, la generación de plusvalías por valor de 2.300 millones de euros mediante la venta de determinados activos, así como la emisión de 700 millones de euros de nuevos instrumentos de capital