Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno congelará el sueldo a los funcionarios por tercer año consecutivo

El colectivo seguirá con los mismos salarios por tercer año consecutivo

El Ejecutivo adelanta que sí habrá paga extra de Navidad para el próximo ejercicio

Funcionarios de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid se manifiestan por la calle Alcalá para protestar contra los últimos ajustes aprobados por el Gobierno.
Funcionarios de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid se manifiestan por la calle Alcalá para protestar contra los últimos ajustes aprobados por el Gobierno.

Los funcionarios volverán a perder poder adquisitivo. El Gobierno congelará el sueldo a los empleados públicos de la Administración central del Estado en 2013, según confirman fuentes gubernamentales y sindicales. Los funcionarios llevan sin subidas salariales desde 2010, cuando el anterior Ejecutivo socialista les rebajó el sueldo un 5%. En los años siguiente se les congeló la nómina como medida de ahorro del Estado.

El sindicato mayoritario de la función pública, CSI-F, calcula que en este periodo han perdido entre un 25% y un 30% de poder adquisitivo.

Los sindicatos calculan que los funcionarios han perdido entre un 25% y un 30% de poder adquisitivo

La medida, que afectará a cerca de 590.000 empleados públicos de la Administración General del Estado, está incluida en los Presupuestos Generales del Estado para 2013 que ha aprobado este jueves el Consejo de Ministros extraordinario convocado a tal efecto.

Antes de la aprobación, el Gobierno ya había anunciado un amplio paquete de medidas para reducir el gasto del personal de la administración pública. Entre las medidas que afectan a los empleados públicos están la reducción del número de días de libre disposición, en endurecimiento de las condiciones por incapacidad temporal o la congelación de la oferta de empleo público. Aunque este año no vayan a cobrar la paga extra de Navidad, el Ejecutivo asegura que para el próximo ejercicio volverán a hacerlo.

Las cuentas públicas para el próximo año también contienen, según lo anunciado, un recorte del 12,2% en el gasto de los ministerios, con un ahorro de 4.300 millones. Además, se esperaba una drástica reducción de cerca del 15% en las inversiones públicas y del resto de gastos corrientes.

Entre las medidas de ingresos previstas se encuentran nuevos tributos medioambientales y una subida del impuesto de plusvalías para gravar más a las operaciones inferiores a un año. También se espera la supresión de deducciones y bonificaciones fiscales en otros impuestos.