Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Banco de España y el BCE sincronizan las estadísticas sobre depósitos

La finalidad de la puesta al día de esta información es que se eviten errores futuros

Fachada del Banco de España.
Fachada del Banco de España. EFE

No siempre ocurre, pero a veces se impone el sentido común. El Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de España llevaban años publicando estadísticas diferentes, y en fechas distintas, sobre el mismo asunto: la evolución de los depósitos. Son los milagros de la contabilidad estadística, cuyo resultado eran noticias contradictorias. Según el BCE podían salir más de 70.000 millones en depósitos de España en un mes mientras que para el supervisor las cifras —que aparecían cuatro días más tarde— eran la mitad.

La diferencia se debe a que el BCE cuenta todos los movimientos de los inversores institucionales mayoristas (fondos soberanos, banca, fondos de pensiones, hedge funds) que trabajan en cámaras de compensación y otros mercados. También hay movimientos en bonos y titulización de activos que no se reflejan de manera uniforme. Por el contrario, el supervisor español se fija solo en los movimientos de empresas y familias. Para más complicación, nadie publica la evolución de los pagarés.

La institución que dirige Luis Linde anunció este martes que modificará su calendario de publicación de estadísticas de depósitos para que coincida con el BCE

La institución que dirige Luis Linde anunció este martes que modificará su calendario de publicación para que coincida con el BCE. Está previsto que a lo largo de este trimestre se unifiquen las fechas de publicación. Este cambio no quiere decir que vayan a unificarse las tablas de datos, que sería lo deseable. Pero, al menos, sí se van a depurar para que reflejen las mismas tendencias, según fuentes del Banco de España.

Incluso es posible que, a partir de ahora, las estadísticas incluyan los movimientos en los pagarés, aunque este extremo todavía no está cerrado.

Las instituciones son conscientes de que es necesario homogeneizar las tablas, pero los métodos son diferentes y los departamentos de estadísticas están trabajando en el asunto. Según comentan, no parece un trabajo sencillo. Las modificaciones afectarán a los capítulos 6, 7 y 8 del Boletín Estadístico del Banco de España. Es decir, afectará a los datos sobre instituciones financieras monetarias, Banco de España y balances de la zona euro, y otras instituciones monetarias.

En lo que sí coinciden ambas estadísticas es en señalar una caída récord de depósitos. Eso señalaron los datos de julio publicados hace tres semanas por el BCE y lo confirmaron este martes las cifras provisionales del Banco de España, según las cuales, familias y empresas retiraron en julio 29.809,9 millones en depósitos y 77.259 millones (un 6,5%) en un año. Son las mayores caídas de la serie histórica que arranca en 1962. La banca atribuye buena parte de la caída a la comercialización de pagarés, en los que se estima que hay una inversión de 65.000 millones. Los depósitos de la banca —a la vista, ahorro y a plazo— alcanzaban 1,117 billones, lo que supone la cifra más baja desde octubre de 2008.