Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa cae un 0,7% en espera de nuevos estímulos de la Reserva Federal

El Ibex acentúa el retroceso de la apertura y cierra en 7.935,9 puntos

La prima de riesgo termina la jornada en 407 puntos

La atención de los mercados se ha alejado hoy un poco de Europa y se ha concentrado en el otro lado del Atlántico. Hoy termina la reunión de dos días del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal, órgano encargado de formular la política monetaria de Estados Unidos, y se espera el anuncio de un nuevo programa de estímulos monetarios para acelerar el tambaleante crecimiento de la primera economía del mundo.

La prima de riesgo, medida de la confianza que tienen los inversores en la deuda soberana y que equivale a la rentabilidad extra que exigen a los bonos españoles a 10 años respecto a los alemanes, sube en el inicio de la sesión hasta 411 puntos básicos (4,11 puntos porcentuales), tras haber cerrado ayer en 400. Ha terminado la sesión en 407. En la jornada de ayer, la prima llegó a caer por debajo de ese nivel por primera vez desde abril. El tipo de la deuda pública española a 10 años ha pasado del 5,627% en que terminó ayer a un máximo en la mañana del 5,715%. Al término de la sesión cotizaba al 5,631%.

El diferencial italiano, que ayer terminó en 341 puntos básicos, también ha subido a 345.

La Bolsa ha iniciado la jornada con un leve retroceso que se ha ido ampliando hasta llevar al Ibex hasta 7.865,1 puntos, con una caída del 1,59%. Al final de la jornada la caída se ha recortado hasta el 0,7% y el indicador se ha colocado en 7.935,9 puntos.

En Europa, los principales mercados de renta variable registraban evoluciones dispares. Hacia el final de la jornada, Londres ha ganado un 0,65%, París ha caído un 1,18%, Fráncfort ha cedido un 0,45% y Milán se ha dejado un 1,07%.

Los inversores dan por hecho que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, pondrá en marcha un nuevo programa de compra de activos en manos en entidades financieras, una de las medidas de política monetaria no convencional que los bancos centrales de todo el mundo se han visto obligados a utilizar en un contexto en el que el bajísimo nivel de los tipos de interés de referencia les deja sin margen de maniobra.

El tipo de los fondos federales (precio de los depósitos interbancarios a un día) se mantiene entre el 0% y el 0,25% desde diciembre de 2008. Desde ese año, tras la quiebra de Lehman Brothers, la Reserva Federal ha engrasado la liquidez del sistema financiera comprando activos por importe de 2,3 billones de dólares en dos programas puestos en marcha en 2008 y 2010. Además, en 2011 el banco central estadounidense puso en marcha un plan para prolongar el vencimiento de los activos que mantiene en su balance mediante la compra de títulos del Tesoro estadounidense a largo plazo y la venta simultánea de deuda a corto.

También se espera que la Reserva Federal extienda su compromiso de mantener el precio oficial del dinero bajo desde su actual compromiso a finales de 2015 hasta mediados de 2015.

Tras el respaldo dado ayer por el Tribunal Constitucional alemán a la participación germana en el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera, la próxima cita marcada en rojo en el calendario de los inversores es la cumbre de ministros de Economía y Finanzas de la zona euro que comienza mañana en Nicosia, con el rescate que se da por hecho que España tendrá que pedir, como punto principal de la agenda.

Más información