LA RESACA DE LA DECISIÓN DEL BCE

La prima de riesgo cierra con mayor bajada semanal de la era del euro

El diferencial con el bono alemán baja más de 140 puntos en 5 días y se sitúa en 412 puntos El bono español a 10 años baja del 6% por primera vez desde mayo pasado El Ibex frena su avance tras llegar a tocar el nivel de los 8.000 puntos en el inicio de la sesión

Fuente: Bloomberg
Fuente: BloombergEl País

La bajada ha sido vertiginosa esta semana. En cinco días, la prima de riesgo, el termómetro que indica la confianza de los inversores en la deuda española con respecto a la alemana, ha caído al mayor ritmo semanal de la era euro: 141 puntos básicos. Se sitúa al cierre de este viernes en 411 puntos, frente a los 547 con los que empezó a cotizar el lunes. El grueso de la bajada lo ha logrado entre ayer y hoy (más de 80 puntos en dos jornadas). El solo anuncio de que existe un salvavidas diseñado por el Banco Central Europeo (BCE) para aliviar la presión sobre la deuda soberana de los países más vulnerables de la zona euro parece haber surtido efecto, a pesar de que muchos de los detalles siguen en el aire.

En el verano de 2011 la prima de riesgo también vivió buenas semanas. La segunda semana de agosto, por ejemplo, llegó a bajar 103 puntos. Y la última semana de este pasado mes de julio cayó 75 puntos. Pero nunca antes desde que existe el euro había restado 141 puntos en una semana.

Además, la rentabilidad que exigen los inversores del mercado secundario ha bajado por primera vez del 6% desde mayo. Se situó este viernes en el 5,6%, frente al 6,8% que exigía el lunes.

El Ibex 35 no ha vivido una jornada tan brillante, y ha cerrado con una ligera subida, del 0,27%

Sin embargo, pese de la rápida bajada de esta semana, la prima de riesgo, rentabilidad añadida que los inversores exigen al bono español a 10 años respecto al alemán por considerarlo menos solvente, solo a vuelto a los niveles que tenía el 1 de mayo. Para llegar a su punto más bajo en un año le queda recorrido: en octubre de 2011 rondaba los 290 puntos. El día anterior a la investidura como presidente de Rajoy, el 21 de diciembre de 2011, este indicador cerró en 334 puntos básicos. Y si se buscaran las cotas de 2010, haría falta encadenar varias jornadas como las de los últimos días, ya que a principios de ese año no superaba los 100 puntos básicos.

No solo la deuda española ha logrado comenzar a encarrilar su diferencial esta semana. La prima de riesgo portuguesa también ha caído entre el lunes y el viernes 140 puntos, hasta los 657 puntos básicos. La de Italia se redujo 97 puntos, y se mantiene por debajo de la española, en 353 puntos. Sus bonos a diez años tenían el viernes una rentabilidad en el mercado del 5%. Alemania colocaba la misma deuda al 1,5%.

El Ibex 35 no ha vivido una jornada tan brillante. Ayer también celebró la decisión del BCE, y ha abierto la última sesión de la semana con una subida del 2%, que ha llevado al selectivo a tocar la barrera de los 8.000 puntos. Pero la alegría se ha deshinchado según avanzaba el día y media hora antes del cierre el selectivo llegaba a tocar el rojo. Finalmente se ha recuperado levemente y ha cerrado en 7.882,8 puntos, con un alza del 0,27%. El valor que mejor se comportó fue Gas Natural, que se apuntó un 8%, mientras que Inditex restó un 6,7% de su valor. Aun así, si se tiene en cuenta la semana completa, el Ibex 35 subió el 6,23%.

Ni siquiera la oposición de plano al plan del BCE demostrada por el Bundesbank aguó la reacción de los inversores. El presidente del banco central alemán, Jens Weidmann, había señalado ya, antes del anuncio de ayer, que comprar deuda soberana podía acabar siendo para los países en problemas "adictivo" y como una "droga". Y ayer abundó en la idea: dijo que comprar bonos se parece bastante a financiar estados a través de la impresión de billetes.

Tampoco ha enfriado la bajada de la prima española la advertencia del BCE, que aunque es cierto que comprará bonos en el mercado secundario, ya ha subrayado que exigirá a cambio a los países duras condiciones como contrapartida. Los países que quieran beneficiarse de este plan tendrán que solicitar ayuda al fondo de rescate temporal (FEEF) o permanente (MEDE), que tienen programas de prevención con diferentes líneas de crédito, y España ni siquiera ha revelado si lo hará. Pero los inversores ya confían más en la deuda española que hace un semana.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Cristina Delgado

Es subdirectora y se encarga de la edición digital de EL PAÍS. Antes fue redactora jefa de Economía, sección en la que se incorporó al periódico, en 2008. Licenciada en Periodismo y en Comunicación Audiovisual, ha realizado el máster UAM-ELPAIS y posgrados de información económica y gestión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS