Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa e Iberdrola dejan pasar el plazo sin pedir la renovación de Garoña

La empresa gestora de la planta justifica su decisión en la "incertidumbre regulatoria"

Concentración de ecologistas en las puertas de Garoña en agosto.
Concentración de ecologistas en las puertas de Garoña en agosto. EFE

Nuclenor, empresa que gestiona la central nuclear de Garoña y que está participada al 50% por Endesa e Iberdrola, ha dejado pasar el plazo para solicitar la renovación de la explotación de la planta a la espera de que se aclare la "incertidumbre regulatoria" del sector, pendiente de la reforma energética, según fuentes cercanas a la compañía.

La empresa propietaria de la planta nuclear burgalesa ha enviado un escrito al Ministerio de Industria en el que señala que desconoce cómo le afectaría a la central las nuevas condiciones que podrían establecerse para la actividad de generación nuclear. Para funcionar hasta 2019, la central tendría que acometer inversiones que el sector cifra en 100 millones por las exigencias del Consejo de Seguridad Nuclear. A eso se suma el próximo impuesto anunciado por el ministro de Industria, José Manuel Soria, a los residuos nucleares. Esto ha dejado en el aire la renovación de Garoña, tal y como adelantó este periódico el mes pasado.

En el texto remitido a Industria, la empresa asegura que, en caso de que se "despejaran las incógnitas en torno a la viabilidad económica de la planta, Nuclenor podría solicitar la renovación". Para Nuclenor, Garoña reúne técnicamente todas las condiciones para continuar operando de una manera "fiable y segura, como reiteradamente han señalado tanto el Consejo de Seguridad Nuclear como la Agencia Internacional de la Energía Atómica".

La decisión de Nuclenor se produce después de que el ministro de Industria, José Manuel Soria, informara este miércoles en el Parlamento que su departamento había denegado a la empresa propietaria de la central nuclear una ampliación del plazo fijado para solicitar la renovación de la autorización de explotación de la planta, periodo que expira este jueves 6 de septiembre.

Frente a la decisión del anterior Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero de cesar el 6 de julio de 2013 la actividad de la central de Garoña, el pasado 3 de julio, el Ministerio de Industria revocó dicha orden y autorizó su explotación hasta dicha fecha.

La orden del cierre de Garoña fue dictada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero tras haber solicitado la central una renovación de la explotación hasta 2019. Previamente, el CSN había emitido un informe favorable a la renovación por diez años.

Tras el cambio de Gobierno, el pasado mes de enero el nuevo ministro de Industria preguntó al CSN si existía algún impedimento para revocar la orden de cierre. En febrero, el regulador atómico concluyó que no existía impedimento alguno para esa modificación, siempre que se modifiquen los límites y condiciones de la vigente autorización para incluir nuevas condiciones.

Más información