Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las exportaciones y el empleo alemán acusan la crisis del euro

Las ventas a Portugal retrocedieron un 14,3% y más de un 9% a España y Grecia

EE UU y Japón sufren una fuerte demanda

La canciller alemana, Angela Merkel.
La canciller alemana, Angela Merkel. KAY NIETFELD (EFE)

Las exportaciones alemanas a la Eurozona se redujeron en el primer trimestre de 2012 en un 1,2% respecto al mismo periodo del año anterior. Según la Oficina Federal de Estadística (Destatis), Alemania vendió un 14,3% menos a Portugal y un 9,4% menos a España. En el mismo plazo se redujeron las exportaciones a Grecia en un 9,2% y a Italia, en un 8,2%. No se espera que este descenso se detenga en los próximos meses.

Según la Comisión Europea, la confianza empresarial en Europa continúa en retroceso en este mes de agosto. Alemania ha logrado aumentar sus exportaciones un 4,8% en el último año, sobre todo gracias a la demanda de países ajenos a la Unión Monetaria. Estas exportaciones aumentaron una media del 11,1% entre el primer semestre de 2011 y la primera mitad del año en curso. Especialmente elevado fue el incremento de las exportaciones alemanas a Japón (19,9%), Estados Unidos (18,6%) y Rusia (14,8%). Las exportaciones de Alemania a sus 26 socios en la Unión Europea aumentaron un 0,7%.

Aun así, la parte del león de las ventas alemanas al exterior sigue quedándose en los otros 16 países de Eurozona, que entre enero y junio compraron bienes alemanes por valor de 211.600 millones de euros. De los 550.500 millones de euros en exportaciones ingresados por Alemania en este periodo, 231.400 millones provienen de países ajenos a la UE. Los 26 socios europeos de Berlín importaron bienes por 319.100 millones.

La exportación es el motor de la primera economía de Europa, que hasta ahora ha capeado bien la crisis del euro gracias a la venta de sus productos en todo el mundo.

También el mercado laboral alemán parece estar acusando la crisis del euro. El paró volvió a subir en agosto por quinta vez desde abril. Un total de 2,9 millones de personas están buscando trabajo en Alemania, 29.000 más que en junio. No obstante el aumento del paro desde los primeros meses de 2012, hoy hay 40.000 desempleados menos que en agosto de 2011. La tasa se mantiene en el 6,8%, dos décimas de punto menos que en estas fechas del año pasado.

Estos datos escasamente alentadores coinciden con la visita a China de la canciller Angela Merkel y siete ministros de su Gobierno de centro-derecha. En Pekín, el primer ministro chino Wen Jiabao declaró que su país invertirá más capital en bonos de los países europeos en crisis. Sin embargo, quiere que Europa redoble sus esfuerzos para impulsar la coyuntura interna. China también ha visto menguadas sus exportaciones a Europa debido a la crisis. La relativa debilidad del euro es otro factor clave en este desarrollo: encarece los productos de fuera de Europa y abarata las exportaciones de la Eurozona al resto del mundo.