Rajoy mantiene la incertidumbre sobre el segundo rescate

El presidente del Consejo Europeo ofrece a España ayuda si la pide El presidente del Ejecutivo dice que hará "todo lo conveniente para los intereses de los españoles"

Mariano Rajoy mantiene la incertidumbre sobre la posibilidad de que el Gobierno pida un segundo rescate. Asegura que aún no ha decidido si lo solicitará y niega tajantemente que haya empezado a negociar con la Unión Europea las condiciones de ese rescate, del que miembros del Gobierno hablan en privado y sitúan para el mes de noviembre.

Tampoco quiere hablar de las posibles condiciones que debería cumplir España para ese rescate, el segundo tras los 100.000 millones de euros solicitados el mes de marzo. España está aún en trámite de cumplir las condiciones del primero y, para eso, prepara la reforma del sistema financiero, que se aprobará este viernes, después de que la UE pidiera a España más tiempo para limar algunos detalles.

El presidente del Gobierno tuvo ayer el apoyo en su negativa del presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, con quien compareció ante los periodistas, tras un encuentro en La Moncloa. Van Rompuy negó también que haya ya conversaciones sobre ese hipotético rescate, pero dejó la puerta abierta a que pueda ser solicitado. Así, aseguró que si al Gobierno español le parece útil el ofrecimiento del Banco Central Europeo (BCE), las instituciones europeas “podrían tomar las acciones adecuadas” y explicó que la UE es corresponsable del origen de la crisis en España y, por tanto, debe contribuir a solucionarla.

“Estamos preparados para actuar rápidamente para salvaguardar la estabilidad financiera. Si persisten los desafíos de los mercados, los líderes europeos ya han mostrado su voluntad de ayudar a España”, añadió Van Rompuy.

Más información

El presidente del Consejo alabó los recortes impulsados por Rajoy y calificó de “muy valiente y ambicioso” el programa de reformas. Rajoy siguió atrincherado en la idea obvia de que el Gobierno “decidirá lo que considere mejor para los intereses de los españoles” y volvió a explicar que el problema español es de deuda y de haber gastado más de lo que se ingresa. Explicó que, por eso, el problema de la economía española es el alto interés que debe pagar por la deuda, especialmente, en relación a lo que pagan otros estados europeos. Citó que el propio presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, consideró “inaceptables” los diferenciales de financiación que soportan los diferentes países de la zona euro provocados por las dudas sobre el euro. Sin embargo, evitó pedir expresamente la intervención del Banco Central en el mercado de deuda.

Con Van Rompuy, Rajoy inicia una intensa agenda de reuniones con líderes europeos para buscar una salida a la crisis de deuda española. Mañana recibirá al presidente francés, François Hollande; la próxima semana a la canciller alemana, Angela Merkel, y la siguiente al primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, y el 21 de septiembre se reunirá con el primer ministro italiano, Mario Monti.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción