Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

S&P dice que aunque España pida el rescate completo no afectará a su nota

La agencia de calificación cree que "los términos potencialmente ventajosos" de la ayuda podrían ayudar a las reformas económicas emprendidas por el país

La agencia de calificación de riesgos Standard and Poor’s ha afirmado hoy, a través de un comunicado, que probablemente la nota de la deuda soberana de España (que la firma actualmente sitúa dos escalones por encima del bono basura, en BBB+ y con perspectiva negativa) "no se vería afectada directamente en el caso de que el Gobierno de España solicitara un rescate completo de su economía a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) o el Fondo Monetario Internacional (FMI)".

La agencia recuerda que España ya ha solicitado, y se le ha concedido, una ayuda de hasta 100.000 millones de euros para su sistema financiero. "Hasta el momento, el Gobierno de España no ha decidido aún solicitar un rescate total, a pesar de las crecientes expectativas de que esto pueda ocurrir en septiembre cuando las condiciones que posiblemente vendrán asociadas al programa de ayuda estén más definidas", recuerda.

La escala de calificaciones de las principales agencias de 'rating'
La escala de calificaciones de las principales agencias de 'rating'

Si España decidiera pedir un rescate completo, explica S&P, significaría "un reconocimiento público de que el Gobierno está encontrando dificultades para financiarse por sí mismo a niveles sostenibles en los mercados de capitales". Sin embargo, la firma de calificación justifica que si llevara a cabo la solicitud que ya abrazaron países como Portugal o Grecia de una ayuda financiera para toda su economía "los términos potencialmente ventajosos bajo los que puede recibir el rescate completo podrían aumentar las posibilidades de éxito de la ya ambiciosa y políticamente desafiante agenda de reformas económicas".

S&P recuerda que, además de la nota de BBB+, la deuda española tiene la anotación de "perspectiva negativa". Lo explica porque asegura que sus analista analizan todavía "los avances en el reequilibrio de la economía, impulso de la competitividad y generación de empleo, cumplimiento de los objetivos fiscales por parte de las comunidades autónomas, estabilización del rápido crecimiento de la deuda pública, y mejora en la recuperación del sistema financiero español".

Posible mejora en el futuro y debilidades

La agencia de calificación recuerda además que siguen de cerca las posibles medidas que tomen los socios europeos para mejorar la estabilidad de la zona y que pueden ayudar a España a mejorar su situación. "Pensamos que la implementación de los principales acuerdos adoptados en junio de 2012 para ampliar la flexibilidad del Mecanismo Europeo de Estabilidad (incluyendo entre estas medidas la compra de bonos, los préstamos directos a las instituciones financieras, y la renuncia al status de acreedor preferente) podrían contribuir a estabilizar los flujos transfronterizos". Valoran como positivo también el hecho de que el Consejo Europeo de pasos para establecer una unión bancaria regulada por una única entidad europea, porque "podría fortalecer la confianza en el sector financiero español, sector que ha experimentado recientemente retiradas de depósitos corporativos".

Sin embargo, S&P también subraya lo que considera debilidades de España y su deuda. "Hemos observado las crecientes tensiones políticas entre el gobierno central y las diferentes regiones españolas sobre los tiempos y la forma de cumplir con sus respectivos objetivos presupuestarios. El incremento del desempleo, que afecta a una cuarta parte de la fuerza de trabajo del país (una cifra superior a las alcanzadas en los llamados países periféricos que han recibido ayudas públicas), sugiere que las reformas laborales aplicadas hasta el momento, aunque sustanciales, no han sido suficientes para hacer frente de forma integral a los problemas estructurales del mercado de trabajo español".