Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pilotos denuncian a Iberia ante la Audiencia por imcumplir el laudo

El sindicato asegura que la aerolínea solo ha cumplido las medidas relativas a bajar salarios

Hangar de la compañia Iberia en el aeropuerto de El Prat.
Hangar de la compañia Iberia en el aeropuerto de El Prat. EFE

El sindicato de pilotos Sepla ha decidido denunciar a Iberia por el incumplimiento del laudo impuesto por el Gobierno que puso fin al conflicto laboral entre este colectivo y la dirección de la aerolínea por la creación de Iberia Express. La denuncia, que será presentada ante la Audiencia Nacional, "responde a la negativa de la compañía a poner en marcha las medidas recogidas" en el laudo del mediador Jaime Montalvo y que son de obligado cumplimiento, recuerda el Sepla en un comunicado.

"El Gobierno obligó a los pilotos y a la empresa a someterse a un arbitraje, ante la imposibilidad de desbloquear una situación de conflicto, que se alargaba ya más de seis meses", añade el sindicato. Tras la imposición obligatoria del laudo, Iberia decidió recurrir el mismo porque limitaba su capacidad de reducir costes. Aun así, el Sepla asegura que este hecho no la exime de cumplir y poner en marcha el laudo, como marca la ley.

El Sepla asegura que Iberia debe cumplir las exigencias del laudo mientras no se resuelva su recurso al mismo

La impugnación se acordó, según explicó el propio presidente de IAG e Iberia, Antonio Vázquez, ya que tras un análisis detallado, el laudo "no sólo no es satisfactorio desde el punto de vista de las perspectivas de la compañía", sino que, a juicio de la aerolínea, "no se ajusta al derecho por distintas razones". Iberia ha optado por la impugnación "en base a la consideración, entre otras razones, de que Montalvo se excedió respecto a los términos de su mandato, tomando una decisión que afectará negativamente a las facultades de los gestores para alcanzar una adecuada base de costes para el negocio y que la decisión, por tanto, impedirá las oportunidades de crecimiento futuro del mismo", según Vázquez.

El laudo del pasado 25 de mayo obliga a la compañía a que sus filiales sean operadas por pilotos que pertenezcan al escalafón de Iberia, imponiendo a los nuevos pilotos que operen en dichas filiales a una reducción de un 50% de sus salarios.

Según critica el Sepla, desde la entada en vigor del laudo, Iberia solo ha puesto en marcha las medidas que afectan a las rebajas salariales y aumentos de productividad por parte de los pilotos de la matriz.

El conflicto entre la aerolínea y sus pilotos se alargaba desde el anuncio de Iberia de la creación de la filial de bajo coste Iberia Express. Los pilotos iniciaron las huelgas el pasado mes de diciembre y continuaron con sus protestas hasta abril, cuando el Gobierno impuso un arbitraje forzoso. Antes de nombrar mediador a Jaime Montalvo, el exministro de Trabajo Manuel Pimentel fue el elegido para acercar posturas, pero las negociaciones no llegaron a buen puerto. El conflicto todavía continúa ante la falta de acuerdo de ambas partes.