Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las empresas eólicas demandarán al Gobierno si les impone más impuestos

La patronal del sector estima en 3.000 millones el impacto de las medidas que baraja Industria

La patronal del sector eólico AEE demandará al Gobierno si aprueba una tasa del 11% a la facturación de los parques eólicos. La presidenta de la asociación, Rocío Sicre, fue clara a la hora de valorar los planes del Ministerio de Industria para acabar con el déficit de tarifa mediante la imposición de nuevas tasas e impuestos a las empresas energéticas, tanto renovables como convencionales: tienen un difícil encaje legal, afectan a la imagen del país, fomentan la deslocalización, ponen en riesgo el empleo y harán inevitable acudir a los tribunales.

Las cifras que maneja la AEE indican que si se confirma la imposición de una tasa del 11% a la facturación de los parques eólicos, el sector sufrirá un mordisco de 3.000 millones en sus ingresos. "El 15% de los parques" explicó Sicre, "no podrán hacer frente al servicio del pago de la deuda". Un centenar de instalaciones, con una potencia instalada de 3.000 MW (el 15% del total) estarían abocados al desastre.

La AEE se queja de la falta de interlocución con el Gobierno y considera que los planes que maneja Industria para un sector exportador y muy importante para la imagen de España, son la consecuencia de que alguien "ha hecho mal los números". Según Sicre, las medidas adoptadas sobre el sector eólico desde 2009 han hecho desaparecer 14.000 empleos y han paralizado prácticamente la actividad de las compañías fabricantes de aerogeneradores.

Las quejas de la AEE, que se suman a las del resto de sectores afectados por los planes de Industria se producen en una semana clave, en la que se espera que el Gobierno apruebe el paquete de medidas esbozado para paliar, con 6.800 millones de euros, el déficit tarifario, que supera ya los 24.000 millones de euros.