Los servicios de estudios privados advierten de que la recesión se agrava

Los expertos rebajan al -0,6% la previsión del PIB para 2013 El pronóstico medio de la tasa de paro se eleva al 25% El déficit se desvía del objetivo del Gobierno, según los analistas

El PIB y el empleo fueron mejor de lo previsto en el primer trimestre, aun cuando la actividad económica retrocedió un 0,3% y la tasa de paro superó el 24%. Hasta aquí las buenas noticias del nuevo panel de previsiones de los principales servicios de estudios privados. Porque todo lo demás, lo que tiene que ver con el pronóstico del futuro más próximo, incluso del presente, se cambia a peor. La recesión en la que la economía española está inmersa desde finales del año pasado se agrava, el desempleo subirá otro escalón y los objetivos de déficit descarrilan.

“Pese al resultado mejor de lo esperado en el primer trimestre, la previsión de consenso para 2012 se mantiene en el -1,7%, poruqe ha empeorado el perfil trimestral previsto para la segunda mitad del año, para la que se esperan caídas de la actividad más intensas que en el panel anterior”. La síntesis que hace la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) de la predicción de 18 servicios de análisis sitúa ahora en el tercer trimestre el peor momento de esta segunda recesión en tres años, con un descenso (-0,9% en tasa trimestral) del PIB que rivaliza con la etapa más destructiva de la Gran Recesión de 2009.

El deterioro de la actividad será más intenso en el tercer trimestre de este año

Como ya se refería en el anterior panel, hace dos meses, la recesión, al menos en términos técnicos, no se extiende a 2013, año para el que no se pronostican tasas trimestrales negativas. Pero la mayor debilidad económica que vaticinan ahora los expertos sí se deja notar de manera muy notable en la comparación anual: el crecimiento trimestral será muy escaso y no servirá para compensar el retroceso acumulado en 2012. En suma, la previsión media para 2013 sufre un revolcón y se sitúa en el -0,6%, ocho décimas menos que la última vez que se pusieron en común los análisis de los servicios de estudios.

El contraste con las previsiones oficiales (del Gobierno, del Banco de España, pero también del FMI), que no se han variado en los últimos dos meses, es ya significativo. Con la boca pequeña, el Ejecutivo de Rajoy se aferra aún al pronóstico enviado a Bruselas, en el que se auguraba un mínimo avance, del 0,2%. La realidad es que maneja previsiones peores, como reflejan el hecho de que el escenario base que ha planteado en la evaluación de la banca española, se haga a partir de un descenso del PIB del 0,3% en 2013.

El déficit rondará el 6% este año y el 4% el próximo, según los analistas privados

Entre los 18 servicios de estudios hay aún una gran disparidad. Entre los más optimistas, el servicio de estudios del BBVA, que aún augura para el próximo año un crecimiento del 0,6%. Entre los más pesimistas, Intermoney y Cemex, que llevan el retroceso del PIB en 2013 al -2,1%.

El deterioro de la actividad económica que dibuja el nuevo panel de expertos se extiende a todas las variables. Lo más significativo es el aumento de la destrucción de empleo y de la tasa de paro. Aquí también pesa el efecto arrastre del trimestre de cierre de 2011 y el primero de 2012, “con las pérdidas de puestos de trabajo más intensas desde la recesión de la primera mitad de 2009”. La tasa de paro, según los nuevos vaticinios, marcará un nuevo récord en 2013, por encima del 25%. Y la destrucción de empleo (-3,5% este año, -1,7% el próximo) es incompatible con la recuperación del mercado laboral que el Gobierno pronostica para la segunda mitad de 2013.

La recesión también afecta a los objetivos de déficit. En la mayoría de los análisis, los expertos parten de la idea de que el Gobierno hará todo lo posible para reducir el déficit al 5,3% este año y al 3% el próximo. También, de que, pese a todo, habrá desvíos, que cada vez son mayores. No solo porque el punto de partida (-8,9% en 2011) se aleja –en sus primeras estimaciones, el Gobierno fijó el desfase presupuestario en el 8%-, sino porque, paso a paso, el deterioro económico pone cada vez más difícil que la recaudación por impuestos se ajuste a lo previsto.

De promedio, los servicios de estudios creen que el déficit rondará este año el 5,9% del PIB (frente al 5,3% previsto) y el 3,8% en 2013 (la meta sigue siendo el 3%). Los más pesimistas, sin embargo, creen que habrá que esperar a 2013 para alcanzar el objetivo de este año.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS