Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia propone que la UE emita ‘euroletras’, deuda a corto plazo

París subraya que se han producido “avances considerables” en las negociaciones con Berlín

Revela que Europa dará rápidamente fondos estructurales a Grecia

Francia lucha ahora por las euroletras, títulos de deuda a corto plazo

Quiere a Moscovici como jefe del Eurogrupo

El presidente de Francia, François Hollande
El presidente de Francia, François Hollande EFE

La cumbre del viernes en Roma entre Alemania, Italia, España y Francia servirá para “subrayar las convergencias” y “buscar un compromiso” de cara al Consejo Europeo del 28 y 29 de junio en Bruselas. Eso dijo François Hollande en Los Cabos, mientras en París fuentes oficiales subrayaban que Francia y Alemania han hecho “avances considerables” en sus negociaciones, y lanzaba un pulso a Berlín al dar a conocer la candidatura de Pierre Moscovici, mano derecha de Hollande y ministro de Economía, a la presidencia del Eurogrupo que ambiciona el alemán Wolfgang Schäuble.

Aparte de dar por zanjado un “acuerdo intergubernamental” para la entrada en vigor de la tasa a las transacciones financieras “a lo largo de 2013”, y de echar un nuevo capote a España y a Italia al afirmar que los fondos europeos y el BCE garantizarán la liquidez necesaria, Hollande afirmó que “Madrid aclarará en los próximos días cómo quiere que se le ayude” desde Europa, y anunció que la UE “no tocará el memorándum griego” pero desbloqueará fondos estructurales rápidamente para aliviar la situación de Atenas, “en cuanto se forme un nuevo Gobierno”.

La larga conferencia de prensa de Hollande mostró a un optimista irredento, convencido de que Europa “va a dejar de ser un problema para ser la solución”. Pero la clave de ese cambio de tendencia pasa por un acuerdo entre Francia y Alemania, y Hollande evitó en todo momento resaltar las desavenencias. De hecho ni citó los eurobonos aunque fue preguntado por ellos, en lo que pareció una nueva renuncia a la reivindicación que más escuece a Merkel.

Sin embargo, Hollande lanzó un guiño de complicidad a Merkel al afirmar que le había dicho a la canciller “que Francia cumplirá sus obligaciones presupuestarias y hará reformas para mejorar su competitividad”, aunque señaló que lo importante es que Europa avance muy deprisa hacia “una mayor unidad y estabilidad bancaria con una supervisión integrada”, y apruebe el “paquete de crecimiento”.

Del eurobono a la euroletra

París insiste en que es deseable una garantía común de depósitos bancarios, idea que defienden Roma y Madrid y que rechaza Berlín. Pero según revela la agencia France Presse, también ha lanzado la idea de emitir rápidamente los llamadas euroletras, títulos de deuda a corto plazo, o en su defecto crear un fondo de amortización de la deuda (idea defendida por los sabios alemanes que asesoran a Merkel, y por el SPD) como paso previo antes de avanzar hacia los eurobonos.

Hollande afirmó que es necesario que “todos los instrumentos europeos”, incluidos los fondos de solidaridad y el BCE, puedan actuar “rápidamente” ayudando a los bancos que lo necesiten e inyectando liquidez a las deudas soberanas “para calmar a los mercados”. “No es aceptable que países que hacen esfuerzos como Italia y equilibran sus cuentas públicas tengan tipos de interés del 7%. Y lo mismo con España”, afirmó.

París insiste en que el nuevo Mecanismo de Estabilidad, el MEDE, que entrará en vigor en julio, pueda recapitalizar directamente a los bancos, y pareció sugerir que España reclamará ese tipo de ayuda, lo que presionaría a Alemania para llegar a esa solución. Descubriendo el flanco débil de Merkel, Hollande afirmó que a su juicio no hará falta tocar los tratados existentes, “aunque la canciller Merkel quiere que cada nueva medida se ponga por escrito y sea aprobada por su Parlamento”, cosa que por cierto le exige una sentencia del Tribunal Constitucional conocida hoy mismo. Con su mejor sonrisa, Hollande anticipó que la canciller llevará al Parlamento alemán “estas propuestas” el día 29, “de forma que todo estará listo a principios de julio”.