La vivienda arranca el segundo trimestre marcando nuevos mínimos en las ventas

Las transacciones inmobiliarias retroceden un 9,9% hasta un total de 21.551 operaciones La recuperación de las desgravaciones fiscales y el IVA superreducido no reactivan el sector

La venta de viviendas prosigue su desplome y, más de cuatro años después del estallido de la burbuja inmobiliaria a finales de 2007, sigue marcando mínimos. Si la semana pasada fue el Ministerio de Fomento quien publicó sus datos del primer trimestre con una caída a mínimos en el número de transacciones, hoy ha sido el INE quien ha informado de que el arranque del segundo trimestre está siendo igual de malo. Según la oficina oficial de estadística, las compraventas de viviendas bajaron un 9,9% en abril con respecto al mismo mes de 2011 hasta las 21.551, lo que es su peor dato desde el inicio de la serie histórica en 2007.

Con el recorte en las ventas publicado hoy, el sector acumula 14 meses consecutivos de caída, aunque al menos modera su ritmo de desplome frente al 27% de marzo o al 32% de febrero a la espera de tocar suelo en algún momento. Al frenazo han contribuido los bajos niveles alcanzados en el mismo periodo de 2011.

Además, la recuperación de la deducción fiscal por vivienda del pasado diciembre tras el cambio de Gobierno no ha impedido que las ventas sigan marcando mínimos en términos absolutos. Tampoco ha logrado cambiar la tendencia negativa la decisión del nuevo Ejecutivo de mantener el IVA que grava la venta de nuevas casas en el tipo superreducido (4%).

Este descenso en las ventas ha venido acompañado por una caída en los precios que, ante las dificultades para dar salida a los inmuebles de los últimos meses, se ha acelerado en lo que va de 2012. Según los últimos datos publicados correspondientes al primer trimestre del Ministerio de Fomento, las casas se están abaratando a un ritmo del 7,2%, su mayor recorte en tasa interanual desde mediados de 2009. Sin embargo, a tenor de la parálisis en las ventas, parece no ser suficiente.

Para dar salida al stock de las cientos de miles de viviendas que siguen sin venderse, además, también sería necesario reactivar el crédito, según añaden los expertos, para lo que será crucial la decisión del Gobierno de solicitar la ayuda financiera a sus socios europeos. Sobre este extremo, las entidades financieras se han convertido a lo largo de la crisis en las mayores inmobiliarias del país tras canjear inmuebles por los créditos impagados concedidos en los años de esplendor a promototores e inmobiliarias, con lo que la opción de optar a esta asistencia, que asciende a un máximo de 100.000 millones, debería servirles para actualizar el precio al que están tasados estos activos a un nivel más acorde con el de un mercado seco.

Por tipo de vivienda, del total de inmuebles vendidos en abril, el 88,8% era libre (19.129) y el 11,2% protegido (2.422), con descensos del 8,2 y del 21,1%, respectivamente, en tasas interanuales.

En el cuarto mes de 2012, las autonomías con mayor número de ventas de viviendas registradas por cada 100.000 habitantes fueron Comunidad Valenciana (81) y Castilla-La Mancha (70). El 60,7% de las ventas de viviendas se registraron en Andalucía (4.290), Comunidad Valenciana (3.325), Cataluña (2.831) y Comunidad de Madrid (2.633).

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS