Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mark Zuckerberg entra en el club de los supermillonarios

Sus acciones en Facebook al precio del primer día en Bolsa lo colocarían entre los 25 más ricos

No es el único beneficiado: informáticos, fondos de inversión y artistas ganan millones

Bono, de U2, invirtió 90 millones de euros y las acciones en su poder valen 12 veces más

Mark Zuckerberg entra en el club de los supermillonarios Ampliar foto

Muchos ayer soñaron probablemente con poder volver atrás en el tiempo y ser quienes prestaran a Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, el dinero necesario para lanzar su compañía. Este viernes, aquellos que tenían participación en la red social, se convirtieron Nasdaq mediante en millonarios. O más millonarios de lo que ya eran. Así, el propio Zuckerberg vio cómo los 533 millones de acciones de su propiedad antes de la cotización equivalían en el parqué a más de 20.000 millones de dólares (16.500 millones de euros).

Solo gracias a las acciones (incluyendo tanto las que Zuckerberg mantiene como los 35 millones de títulos que vendió ayer para dar entrada a otros accionistas), la fortuna del creador de la red social es similar a la que la tradicional lista de millonarios Forbes le atribuye al magnate George Soros (en el puesto 22 de los más ricos del mundo). O la de Michael Bloomberg, alcalde de Nueva York (en el puesto 20 del ranking). En realidad Zuckerberg ya aparecía en la última lista Forbes, en el puesto 35, con una fortuna estimada de 17.100 millones de dólares.

Solo gracias a las acciones la fortuna del creador de la red social es similar a la que Forbes le atribuye al magnate George Soros

No solo el fundador de Facebook vio sus arcas rebosar en el mercado de valores. El cofundador y el que fuera compañero de Zuckerberg en Harvard, Dustin Moskovitz, tiene más de 133 millones de títulos, con un valor ahora en el Nasdaq cercano a 5.100 millones de dólares (3.900 millones de euros). Eduardo Savering, otro de los que participaron en el alumbramiento de Facebook, es dueño de un 4% de la empresa, valorado en más de 1.700 millones de dólares. La fortuna de este último, sin embargo, puede que sea más lucrativa que la de otros. Según Bloomberg, este brasileño de origen renunció a su nacionalidad estadounidense el año pasado y se estableció en Singapur, por lo que podría ahorrarse más de 50 millones de euros en impuestos.

Y eso que las fortunas anteriores tienen en cuenta solo las acciones actualmente en manos de todos ellos. Algunas podrían crecer pronto. Por ejemplo Sheryl Sandberg, responsable de operaciones y con 1,8 millones de títulos tiene opción de compra sobre otros 39 millones que podría ejecutar.

En la lista no solo hay espacio para informáticos de Silicon Valley. También se llevan un pedazo de la tarta el fondo ruso DST, Goldman Sachs y un puñado de famosos como Lady Gaga. Destaca David Hewson, más conocido como Bono, cantante de U2. A través de su fondo de inversión Elevation Partners, se hizo con el 1,5% de Facebook en 2010 por unos 120 millones de dólares (unos 90 millones de euros). Ayer, cuando la acción rondaba los 40 dólares sus títulos valían unos 1.530 millones de dólares. Quizá le sirva para compensar otros fiascos en los que el cantante puso su fortuna, como el fabricante tecnológico Palm.