Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FROB abre formalmente el proceso de nacionalización de BFA-Bankia

El fondo encarga una valoración independiente para convertir los 4.465 millones en acciones

La Policía custodia la sede central de Caja Madrid.
La Policía custodia la sede central de Caja Madrid.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha iniciado formalmente hoy el proceso de nacionalización del grupo BFA-Bankia. Según informa en un comunicado el organismo dependiente del Ministerio de Economía y el Banco de España, la comisión rectora ha acordado "instar a la conversión de las participaciones preferentes convertibles que, por importe de 4.465 millones de euros, fueron emitidas por BFA y desembolsadas por el FROB el 28 de diciembre de 2010" para ayudar al proceso de integración de siete cajas que dio lugar a Bankia.

El fondo, continúa la nota, "considera improbable que la entidad pueda hacer frente a la amortización o recompra de dichas participaciones preferentes en los términos estipulados". La conversión fue solicitada por el nuevo presidente de BFA-Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, inmediatamente después de su nombramiento en sustitución de Rodrigo Rato para superar la difícil situación financiera del grupo. De hecho, la auditoria que no ha llegado a registrarse en la CNMV sobre sus cuentas revela un desfase negativo en el valor de Bankia de unos 3.500 millones. Frente a este déficit patrimonial, los fondos propios de BFA apenas superan los 1.000 millones.

Ahora, concreta el FROB, se ha encargado a expertos independientes un estudio para fijar el valor de la entidad de forma inmediata. Con esta valoración, que se realizará sin tener en cuenta la aportación estatal, se establecerá el precio de canje de las participaciones. El análisis, además, deberá confirmar si, tal y como se espera, el agujero patrimonial que arrastra el grupo deje a las cajas que lo fundaron con una participación igual a cero.

Una vez se disponga de la valoración, los 4.465 millones más intereses de la ayuda del FROB se dividirán por la suma de esa misma cifra más el valor económico de BFA. Por poner un ejemplo (y prescindiendo de los intereses para simplificar), si los expertos independientes fijasen el valor de BFA en 1.000 millones, al Estado le correspondería un 81,7% (4.465 dividido por 5.465) y a las cajas de ahorros, un 18,3% (1.000 dividido por 5.465).

Además, con vistas al futuro, el grupo necesita reforzar sus fondos en breve para cumplir con el segundo decreto del Gobierno. Según los requisitos del nuevo esfuerzo decidido por el Ejecutivo para avanzar en la reforma y sanear el crédito inmobiliario, BFA-Bankia precisa 4.813 millones. Esta importante necesidad de capital, la más elevada de todo el sector, y las dudas sobre el estado real de la entidad impiden descartar que necesite nuevas ayudas públicas. Sobre este extremo, el Ministerio de Economía ya garantizó que daría todo su apoyo para la supervivencai del grupo.