Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PERFIL

Un hombre tranquilo

Afable y cercano, Goirigolzarri es un ejecutivo con 30 años de experiencia en la banca

José Ignacio Goirigolzarri (Bilbao, 1949), regresa a la banca para sustituir a Rodrigo Rato al frente de BFA-Bankia. Dentro del sector está considerado un experto, el único de primer nivel que estaba sin trabajo.

Su vuelta al negocio financiero como presidente de la cuarta entidad ha causado expectación. Abandonó el BBVA hace ahora dos años y ocho meses tras tres décadas en el BBVA. Goirigolzarri, que fue consejero delegado del BBVA hasta septiembre 2009, vuelve a la “primera línea” en un momento marcado por una gran crisis económica y de profunda reestructuración del sector. Y lo hace para hacerse cargo de una entidad en la que se centran las dudas del mercado sobre la banca como consecuencia de su alta exposición al sector inmobiliario, que según los últimos datos publicados por el banco supera los 31.800 millones en activos problemáticos.

José Ignacio Goirigolzarri ampliar foto
José Ignacio Goirigolzarri

Los que le conocen comentan que su profundo sentido de Estado y de la responsabilidad le ha empujado a aceptar este reto, donde no es el dinero el mayor atractivo. Y menos para una persona que tiene una cuantiosa indemnización y pensión vitalicia por jubilación por lo que recibió 68,7 millones brutos a la que ahora no tendrá que renunciar.

Los que han trabajado con él destacan su carácter cercano y afable, que no está reñido con una exigencia y meticulosidad profesional.

Ha sido el propio Rodrigo Rato el que ha propuesto el nombre de Goiri, como se le conoce en los ámbitos financieros, para sustituirle, por considerarle “la persona más adecuada para liderar este proyecto en estos momentos”, según un comunicado.

Bilbaíno, gran aficionado al Athletic Club de Bilbao, es economista y tiene 58 años. Goirigolzarri se pone al frente de Bankia justo cuando el Gobierno y el Banco de España están estudian un plan de saneamiento para el banco que podría incluir una inyección de ayudas publicas de entre 7.000 y 10.000 millones.

Hace unos meses, el próximo presidente de Bankia y BFA afirmó que la reforma financiera puesta en marcha por el Gobierno del PP no conllevará un aumento del crédito “por mucho que se proclame desde todas las instancias”, aunque sí permitirá mejorar la credibilidad internacional de las entidades financieras españolas y, por ende, del propio país, informa Europa Press. Así lo dejó reflejó en un artículo titulado Qué le pediría a la reforma financiera que Goirigolzarri publicó en su página personal de Internet el 16 de febrero. En su opinión, la actual crisis económica es una crisis “de sobreendeudamento”, agravada en el caso español porque desde 2007 el sector privado ha realizado un “escueto” desapalancamiento, mientras que el sector público ha acometido una “notable expansión” de la deuda.

Goirigolzarri se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Deusto y realizó estudios de Finanzas y Planificación Estratégica en la Universidad de Leeds (Reino Unido). Abandonó el banco en el que había trabajo durante 30 años a los 55 años.

Hace unos meses el próximo presidente de Bankia y BFA afirmó que la reforma financiera puesta en marcha por el Gobierno del PP no conllevará un aumento del crédito “por mucho que se proclame desde todas las instancias”

Comenzó su andadura en el Banco de Bilbao en 1978 como analista de planificación estratégica. Goirigolzarri formó parte de BBV-Holding, la sociedad que condujo la fusión del Banco de Bilbao con el Vizcaya y en 1990 fue nombrado director general adjunto del nuevo banco. Luego fue miembro del Comité de Dirección y responsable de Latinoamérica. En 2001 fue nombrado director general del Grupo BBVA con responsabilidad en banca minorista en España y América. Ese mismo año, el 18 de diciembre de 2001, Goirigolzarri se convirtió en consejero delegado de la entidad, cargo que ocupó hasta septiembre de 2009.

Cuando parecía que podía aspirar a la presidencia, por los diez años de diferencia que tiene con Francisco González, presidente del BBVA, fue cesado como número dos de la entidad.

En la actualidad, es consejero de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), cargo que desempeña desde 2004, patrono de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) y vicepresidente de Deusto Business School. Goirigolzarri creó la fundación Garum al dejar el banco para fomentar el desarrollo de proyectos empresariales sobre todo en países latinoamericanos a la que dedicaba todo su tiempo.