Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tasas de salida por pasajero de Barajas y El Prat se disparan

Las tarifas de salida se duplican en Madrid y Barcelona y se actualizan en el resto

El pago por seguridad sube el 66% en todos los aeropuertos y el de control de equipajes se triplica

Aviones de Iberia en la T- 4 del aeropuerto de Madrid- Barajas
Aviones de Iberia en la T- 4 del aeropuerto de Madrid- Barajas

Volar será más caro con los nuevos Presupuestos Generales del Estado. El Gobierno ha aprovechado el articulado de la ley para aprobar una fuerte subida de las tasas por pasajero a pagar en los aeropuertos de Madrid y Barcelona. En el resto de aeropuertos, la subida de las tasas solo actualiza la inflación, salvo en lo que se refiere a las de seguridad, que crecen un 66% de forma general y de inspección y control de equipajes, que se triplican.

La mayor parte de las tasas aéreas, incluida la de aterrizaje, solo han sido actualizadas, pero los pagos por pasajero de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat crecen con fuerza. En concreto, la tarifa por pasajero a vuelos del Espacio Económico Europeo pasa de 6,95 a 14,44 euros por pasajero en Madrid y de 6,12 a 13,44 euros en Barcelona. La cuantía por pasajero internacional aumenta de 0,43 euros a 20,44 euros en Barajas y de 9,18 a 16,44 euros en El Prat.

Solo por el aumento de la tasa de seguridad el incremento de recaudación puede rondar los 150 millones

A esas subidas de las prestaciones públicas por salida de pasajeros, se une con carácter general un aumento de la tasa de seguridad aeroportuaria, que pasa de 2,08 a 3,46 euros por pasajero con carácter general y de 1,04 a 1,73 euros en los vuelos interinsulares. Además, el pago por los servicios de inspección y control de equipajes prácticamente se triplica, al pasar de 0,13 a 0,38 euros por pasajero.

El incremento de la carga fiscal será de varios cientos de millones. Solo por el aumento de la tasa de seguridad el incremento de recaudación puede rondar los 150 millones. Además, el aumento de la cuantía por pasajero en Barajas y El Prat, que es de una media de unos 8 euros, puede suponer otros 300 millones si se toma en cuenta que de ambos aeropuertos salen anualmente más de 40 millones de pasajeros.

Las compañías aéreas asumen inicialmente esos mayores pagos, pero se los repercuten a sus clientes, con lo que aumentará el precio de los billetes. Los mayores ingresos de Barajas y El Prat aumentan su valor de cara a una futura privatización. El actual Gobierno suspendió la adjudicación de ambos aeropuertos puesta en marcha por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.