Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno espera que las empresas repatríen 9.375 millones de paraísos

Las compañías podrán llevar a España sus fondos de paraísos fiscales tributando al 8%

La medida es el equivalente en el campo empresarial a la amnistía fiscal para particulares

Junto a las medidas que elevan la tributación efectiva del impuesto sobre sociedades, el Gobierno aprobó este viernes introducir una medida que puede favorecer a las multinacionales españolas. Les permitirá que repatríen vía dividendos los fondos que tengan en paraísos fiscales y territorios de baja tributación con un gravamen de solo el 8%. La medida es el equivalente en el campo empresarial a la amnistía fiscal propuesta para los particulares con la —importante— diferencia de que ese dinero de las empresas en el exterior está ahí de manera legal, utilizando los resquicios abiertos por la ingeniería fiscal en la legislación tributaria. El Gobierno espera que las empresas repatríen 9.375 millones, con lo que recaudaría 750 millones.

Una medida de este tipo es la que en EE UU vienen reclamando al presidente Barack Obama empresas como Cisco, Apple, Google, General Electric o Pfizer. Esas firmas tienen más de un billón de dólares alojados en el exterior, sobre todo en paraísos fiscales, que apenas han tributado y que no repatrían para no someterse a los impuestos estadounidenses. El anterior presidente, George W. Bush, permitió en 2004 a las empresas llevar el dinero a EE UU con una tributación del 5,25%, en lugar del 35% general.

El Gobierno español justifica la medida en “favorecer la atracción de rentas y contribuir también a la consolidación fiscal”, lo mismo que la amnistía fiscal. “Se fija un gravamen específico del 8% para los dividendos o participaciones en beneficios de fuente extranjera derivados de la misma fuente que se repatríen hasta el 31 de diciembre de 2012. Con este gravamen las entidades que no han podido beneficiarse de la exención prevista para los dividendos y rentas de fuente extranjera por estar alguna de las sociedades en un país de reducida tributación estarán estimuladas para repatriar fondos a un coste reducido”, señala la referencia del Consejo de Ministros de ayer.

La mayoría de las grandes empresas españolas con filiales en el extranjero como Telefónica, Repsol, el Banco Santander o el BBVA repatrían dividendos habitualmente gracias a los convenios de doble imposición y a las exenciones fiscales para los dividendos procedentes de inversiones en el exterior. Pero cuando no es posible beneficiarse de esas exenciones, prefieren dejar el dinero en el exterior antes que someterlo al tipo del impuesto del 30% vigente en España. Con esta rebaja de 22 puntos, el Gobierno quiere que el dinero vuelva, pues interpreta que no son tiempos para fomentar la inversión en el exterior sino más bien lo contrario.

Eso sí, el Gobierno no quiere que la nueva norma se convierta en un coladero para lavar dinero negro de las empresas que esté sin declarar. “Debe tratarse siempre de sociedades que estén dentro del grupo mercantil y perfectamente identificadas en la contabilidad de la sociedad”, señala la referencia del Consejo de Ministros.