La OCDE pronostica que la economía alemana esquivará la recesión

EE UU mantendrá un ritmo de crecimiento cercano al 3% en la primera mitad del año El organismo internacional advierte que la recuperación en Europa es frágil Los precios del petróleo y la ralentización de los emergentes, principales amenazas

Fuente: OCDE
Fuente: OCDE

Los indicadores adelantados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ya anticipaban una mejora en las perspectivas económicas de los países avanzados después del verano. Ahora, su primer informe de previsiones del año, limitado al G-7, revela que esa mejora echa raíces en la primera mitad de 2012, singularmente en Alemania y EE UU. La economía alemana, según el vaticinio del club de países ricos, esquivará la recesión. Y la estadounidense mantendrá un ritmo de crecimiento apreciable, cercano al 3%.

Las nuevas previsiones de la OCDE enfatizan la divergencia, cada vez más apreciable, entre las economías norteamericanas y europeas. Si en el primer semestre (el análisis no va más allá), EE UU y Canadá crecerían a un ritmo anual superior al 2,5%, las tres principales economías de la zona euro (Alemania, Francia e Italia) apenas logran escapar de los números rojos. En Japón, la comparación está condicionada por los efectos del terremoto y el accidente nuclear de Fukushima, en marzo de 2011.

El informe destaca la divergencia entre las economías europeas y las norteamericanas

En Europa, la situación económica es también divergente. Alemania, que mantiene buenas cifras de empleo, va por delante. Según la OCDE, al decrecimiento en el trimestre final de 2011, le sucederá un minúsculo avance entre enero y marzo, para iniciar la recuperación en primavera. El PIB de Francia, la única que había evitado la recaída en los últimos meses del año pasado, retrocederá mínimamente en este primer trimestre, para retomar el crecimiento en el segundo. Italia, sin embargo, encadenará un año en recesión. Y Reino Unido enlazará dos trimestres en números rojos, el mínimo estadístico para considerar que una economía ha entrado en un periodo contractivo.

Más información
Reino Unido se contrae más de lo estimado a finales de 2011
Francia confirma su crecimiento del 1,7% durante el pasado 2011

En general, el vaticinio de la OCDE es más optimista que en ocasiones anteriores. Los expertos del club de los países ricos recogen la buena evolución de los mercados financieros en el arranque del año (aunque no los titubeos de las últimas semanas) y el impacto de algunas decisiones en Europea, como el segundo rescate a Grecia o las subastas del BCE, para concluir que la incertidumbre es ahora “menor que en otoño”.

En el apartado de riesgos, aún muy abultado, para la incipiente recuperación, la OCDE recalca que la situación en la zona euro es todavía “muy frágil”. El informe insiste en reclamar una ampliación del fondo de rescates y que se mantenga la política monetaria expansiva, con tipos de interés bajos. También advierte de la amenaza que suponen la elevada cotización del petróleo y la ralentización de algunas economías emergentes, como China, para la que también recomienda políticas de estímulo.

Poco después de publicarse el informe de la OCDE se dio a conocer la última lectura del dato de crecimiento en el cuarto trimestre de Estados Unidos. La mayor economía del planeta se expandió a una tasa anualizada del 3% del PIB, sin cambios respecto a lo anticipado hace un mes en la segunda estimación y casi el doble que el 1,8% del tercero.

El crecimiento en EE UU fue ganando vigor de forma gradual a lo largo del pasado año, tras rozar la contracción en el primer trimestre. Para el conjunto del ejercicio queda en el 1,7%, frente al 3% de 2010 y muy por debajo de su crecimiento potencial. Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, dijo el lunes que se necesita más para una mejora sostenible en el mercado laboral.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS