EL DRAMA DE LAS CUENTAS PÚBLICAS

El tirón de las comunidades lleva la deuda a un máximo del 68,5% del PIB

El endeudamiento de las Administraciones casi se duplica con la crisis Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid acaparan un 55,6% de la deuda de las comunidades

Fuente: Banco de España
Fuente: Banco de EspañaEl País

Los severos planes de contención del gasto público que pusieron en marcha las Administraciones el año pasado no han logrado frenar el aumento de la deuda, que creció un 14,3% el año pasado hasta situarse en unos 735.000 millones, el 68,5% del producto interior bruto (PIB), según los datos divulgados ayer por el Banco de España. Ese nivel es el mayor de la reciente historia de España y supera por primera vez en la actual crisis el récord de 1996, cuando la deuda pública supuso el 67,4% del PIB. Las comunidades autónomas son las que han elevado su deuda a mayor ritmo, un 17%, aunque parten de un nivel de partida inferior.

El pasado año, la deuda pública aumentó en 91.825 millones, a un ritmo de unos 250 millones diarios. Durante la crisis, desde finales de 2007, el endeudamiento casi se ha duplicado, tanto en términos absolutos como con relación al PIB. Con todo, el ratio de la deuda de España continúa alejada de la media europea, en el 90%, pero está penalizada por el mayor coste para financiarla debido a la desconfianza de los mercados en los países periféricos.

Fuente: Banco de España
Fuente: Banco de EspañaEl País

El último trimestre del año suele protagonizar fuertes subidas del déficit y de la deuda pública debido a los ajustes de cierre del ejercicio y a la acumulación de gastos en el último periodo del año. Esta situación genera serios problemas en la tesorería de las comunidades y Ayuntamientos.

El endeudamiento de las comunidades también registra un nuevo máximo histórico, al representar ya un 13,1% del PIB. La caída de los ingresos ha provocado un agujero en las arcas regionales. Los Gobiernos autónomos han sido incapaces de financiar sus gastos e inversiones con la recaudación prevista. Y eso engordó la deuda regional un 17,3% durante el año pasado. Las comunidades deben ya 140.083 millones, pese a la prohibición para pedir prestado que el Gobierno mantiene desde 2010 para los territorios que superen el límite de déficit comprometido por Bruselas. Estas cifras, además, no incluyen la deuda comercial, esto es, las facturas sin pagar a los proveedores.

Las numerosas medidas de ajuste y los planes de austeridad impulsados por las comunidades han sido insuficientes para reducir la deuda. Cataluña, una de las autonomías con los planes de ajuste más estrictos, tiene el dudoso honor de liderar la clasificación de las comunidades más endeudadas. Su deuda representa un 20,7% del PIB y ha escalado hasta provocar un agujero de 41.778 millones, un 22% más que en 2010. Cataluña ha superado a la Comunidad Valenciana que hasta ahora encabezaba dicho ranking. A pesar de que el Gobierno valenciano es uno de los que menos incrementaron las emisiones el año pasado (un 9%), su deuda ha continuado al alza hasta alcanzar el 19,9% del PIB y es la segunda autonomía con mayor porcentaje de endeudamiento. Castilla-La Mancha (18%) y Baleares (16,3%) también están por encima de la deuda media de las comunidades autónomas en relación con su riqueza.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Navarra es la autonomía que más ha incrementado su endeudamiento (un 45%), seguida de Murcia (33%) y Cantabria (30%)

En el otro extremo, la Comunidad de Madrid, con el segundo mayor volumen de deuda (15.447 millones), es la región con el nivel de endeudamiento más bajo respecto al PIB: solo un 7,9%. País Vasco (8,1%) y Canarias (8,8%) también se mantienen como las autonomías con la deuda más baja.

Navarra es la autonomía que más ha incrementado su endeudamiento (un 45% más que el año anterior), seguida de Murcia (33% más) y Cantabria (30% más). Baleares, con un alza del 7%, es la que menos emisiones ha creado.

La Administración central también ha sido responsable de este fuerte aumento de la deuda durante 2011. El Gobierno tiene un volumen de préstanos un 14,6% mayor que el año anterior. Su deuda se ha aupado hasta los 559.459 millones, lo que representa el 52,1% del PIB, algo por debajo del récord alcanzado en 1996. El anterior Gobierno socialista puso en marcha medidas para contener el gasto y evitar un excesivo crecimiento de la deuda, pero estos planes se han revelado insuficientes para contener el déficit y, con ello, la deuda.

La deuda municipal no solo no ha progresado sino que los alcaldes han logrado reducir levemente el nivel de endeudamiento de los municipios

La deuda municipal no solo no ha progresado sino que los alcaldes han logrado reducir levemente el nivel de endeudamiento de los municipios, que representa el 3,3% del PIB, hasta los 35.420 millones de euros. La rebaja de la deuda municipal se explica por la prohibición que el Gobierno estableció a los Ayuntamientos para endeudarse en 2011 y por su mayor capacidad para reducir gastos extra. Pero también porque ante la falta de fondos muchos municipios han dejado de pagar facturas a sus proveedores. El Gobierno señaló ayer que ya hay 1,93 millones de facturas sin pagar por importe de 9.584 millones en los listados remitidos por los municipios para acogerse al nuevo plan de pago de facturas.

Madrid sigue siendo el Ayuntamiento más endeudado. Acumula créditos por valor de 6.348 millones, casi 100 menos que el año anterior. El Consistorio de la capital presentó hace dos años un plan económico financiero ante el Ministerio de Hacienda para cumplir con sus objetivos de pago. La deuda municipal de Madrid casi duplica la del conjunto de capitales de provincia. A continuación se sitúa Barcelona con una deuda de 1.090 millones, aunque el Ejecutivo local es uno de los que ha rechazado acogerse al plan de pago a proveedores porque dice que no lo necesita y que tiene solvencia suficiente para afrontar sus préstamos financieros. Valencia debe 886 millones; Zaragoza, 757 millones; Málaga, 755 millones, y Sevilla es la capital con más de 500.000 habitantes con menos deuda (452 millones).

Pese a que Madrid y Barcelona han logrado recortar en casi 200 millones el volumen de créditos este esfuerzo se ha visto lastrado por el aumento de la deuda de las Diputaciones.

Sobre la firma

J. SÉRVULO GONZÁLEZ

Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS