Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol realiza un nuevo descubrimiento de petróleo en aguas de Brasil

El descubrimiento es el tercero de importancia en la conocida como Cuenca de Campos

En el consorcio también participan las compañías Statoil (35%) y Petrobras (30%)

Vista aérea de la Plataforma petrolera Casablanca, en la costa de Tarragona, a unas 40 millas mar adentro.
Vista aérea de la Plataforma petrolera Casablanca, en la costa de Tarragona, a unas 40 millas mar adentro.

Repsol y los socios con los que está explorando el macrocampo de la Cuenca de Campos continúan publicitando sus hallazgos. Según ha informado la petrolera a la CNMV, el consorcio en el que participa la española ha realizado un descubrimiento de petróleo en las aguas profundas de esta cuenca, situadas en aguas de Brasil.

Con este anuncio, sus acciones han abierto con una subida superior al 1% en la Bolsa de Madrid, aunque el repunte ha ido perdiendo fuelle a medida que avanzaba la sesión. A media jornada se quedaba en un avance del 0,40%.

El pozo del descubrimiento, denominado Pao de Açúcar, encontró dos acumulaciones de hidrocarburos con una altura total de 500 metros. La pecualiridad de este hallazgo radica, precisamente, en este dato, ya que la bolsa de crudo es una de las más altas conocidas hasta ahora en Brasil.

El pozo Pao de Açúcar está ubicado en el bloque BM-C-33, en una lámina de agua de 2.800 metros y, según las primeras evaluaciones, contiene un gran potencial de recursos de alta calidad con unas tasas excelentes de flujo de petróleo, según Repsol. Las pruebas de producción dieron como resultado 5.000 barriles de petróleo al día de crudo ligero y 807.349 metros cúbicos al día de gas. En total, según concreta Statoil, tendría una capacidad de al menos 250 millones de barriles.

El consorcio está operado por Repsol Sinopec Brasil (35%) y en él participan además Statoil (35%) y Petrobras (30%). La petrolera española y sus socios prevén realizar trabajos adicionales para confirmar la extensión del descubrimiento. Pao de Açúcar se suma a los descubrimientos Seat y Gavea, todos ellos en el bloque BM-C-33 y el último de ellos calificado como uno de los diez mayores descubrimientos del mundo en 2011.

La compañía ha subrayado que estos tres pozos corroboran el elevado potencial de la Cuenca de Campos, que podría confirmar la existencia de un gran núcleo de hidrocarburos similar al existente en la Cuenca de Santos.

Repsol Sinopec Brasil tiene una diversificada cartera de proyectos en Brasil, que incluye un campo productivo (Albacora Leste), dos campos en desarrollo (Piracucá y y Sapinhoá -antes Guará-), un bloque en evaluación (BM-S-9: Carioca) y doce bloques exploratorios con gran potencial, de los cuales opera cinco.

Repsol Sinopec Brasil se creó a finales de 2010 para desarrollar conjuntamente proyectos de exploración y producción en el país. Está participada en un 60% por Repsol y en un 40% por la compañía china Sinopec.