Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento anuncia un nuevo plan de infraestructuras y vivienda para julio

Ana Pastos avanza que el proyecto estará dotado con 77.400 millones

El ministerio debe 40.000 millones de euros

La ministra de Fomento, Ana Pastor, durante su comparecencia ante la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, durante su comparecencia ante la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados. EFE

La ministra de Fomento, Ana Pastor, presentará el próximo mes de julio un nuevo Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda (PITVI) que incluirá una inversión de unos 77.400 millones de euros sólo para carreteras y construcción de AVE y contará con horizonte de ejecución hasta 2024.

El plan tendrá tres vías de financiación: las aportaciones presupuestarias, los fondos europeos y la participación del capital privado, según detalló la titular de Fomento, que se comprometió a primar el "rigor de las inversores" públicas. Así, durante su intervención en la Comisión de Fomento del Congreso esta mañana, Pastor ha manifestado: "El tiempo de las obras faraónicas, de los convenios sin dinero y de los aeropuertos sin tráfico ha terminado".El nuevo PITVI sustituirá a los actuales, el Plan Estratégico de Infraetructuras y Transportes (PEIT) y el Plan Estratégico de Infraestructuras (PEI), y se elaborará junto con Hacienda "a partir del examen de la situación actual y de la valoración rigurosa de las necesidades de la sociedad".

De la inversión total, 52.403 millones de euros se destinarán a carreteras. De esta cantidad, 18.668 millones se emplearán en la construcción de 3.500 kilómetros de nuevas vías de alta capacidad y otros 1.265 millones a la ampliación de las existentes. El resto del presupuesto de este capítulo se dirigirá a la red convencional y a seguridad vial. De su lado, el AVE contará con inversiones por valor de 25.000 millones de euros.

La conexión a Galicia acaparará la mayor partida, de 8.517 millones de euros, el importe estimado por Fomento para concluir y poner en servicio esta línea. Asimismo, la conexión por Alta Velocidad de las tres capitales vascas, la denominada 'Y' vasca, contará con una inversión de 4.323 millones, el AVE a Extremadura 22.651 millones de euros y el enlace a Asturias, 1.719 millones más.

El nuevo plan de infraestructuras contempla además una inversión anual de 450 millones de euros para modernizar la red ferroviaria convencional y otros 860 millones al año para su mantenimiento, y otros 2.000 millones de inversión en Puertos del Estado.

El tiempo de las obras faraónicas y de los aeropuertos sin tráfico ha terminado

En su primera comparecencia en el Congreso, Pastor ha manifestado su disposición al diálogo con el resto de administraciones, con los agentes del sector y con todos los partidos políticos, a los que ha propuesto la consecución de un gran Pacto de Estado por las Infraestructuras y la Vivienda para consensuar una agenda de actuaciones en estas materias.

Pastor reveló durante su intervención en el Congreso que el ministerio y sus organismos asociados tienen una deuda de 40.000 millones de euros, una "herencia que limita la capacidad para operar infraestructuras". La ministra explicó que del endeudamiento total, que supone 3 puntos del PIB, hay 34.000 millones que vencen a largo plazo y 5.800 millones, a corto. A ello se suma una herencia de 6.173 millones de gasto comprometido para el ejercicio 2012.

La ministra detalló que la deuda en el área de carreteras asciende a 1.700 millones para 2012, y un compromiso de gasto para el presente ejercicio por 3.145 millones, cuando el presupuesto del año pasado era de 2.357 millones. En cuanto el sector ferroviario, la deuda supera los 20.730 millones, de los que 14.600 millones corresponden a ADIF; 5.200 millones a Renfe, y 530 millones a los que llegó Feve en 2011.

En este escenario se necesitan 28.115 millones de euros para llevar a término todas las obras iniciadas y no pagadas, resaltó la titular de Fomento. Para Pastor, es preocupante tanto la situación de Renfe que arroja pérdidas anuales de más de 120 millones, incluso con la subvención que recibe del Estado de 660 millones, así como de Feve, cuyos ingresos apenas superan los 30 millones de euros, mientras que sus gastos son de 190 millones.

Respecto del transporte aéreo, la deuda de Aena es de 14.943 millones, tres veces más que en 2004. La ministra precisó que el ratio de endeudamiento (relación entre la deuda y el patrimonio) del gestor aeroportuario público se ha multiplicado por tres, al pasar del 166% en 2005 al 423% actual.

Por su parte, Puertos del Estado cuenta con una deuda de 2.600 millones de euros, cuando en 2004 su deuda a largo plazo apenas superaba los 400 millones, a lo que se unen más de 800 millones comprometidos. Asimismo, indicó que el área de vivienda cuenta con un déficit de 130 millones de euros, detallando que las ventas de la Sociedad Estatal de Suelo (Sepes) cayeron un 65% entre 2008 y 2011 frente a un aumento del 53% de las inversiones.