El Banco de Inglaterra inyecta liquidez mediante compras de activos

El emisor británico adquirirá bonos británicos por importe de 50.000 millones de libras El tipo de interés oficial en Reino Unido se mantiene en el 0,5%

El Banco de Inglaterra inyectará liquidez en el sistema por importe de 50.000 millones de libras mediante una ampliación de su programa de compra de activos de deuda pública (herramienta conocida como relajación cuantitativa) hasta un total de 3250.000 millones de libras, equivalente a más de la cuarta parte del volumen en circulación. Las adquisiciones se realizarán a lo largo de tres meses.

La entidad que dirige Mervyn King trata así de mitigar, con una política monetaria expansiva, la debilidad económica de la eurozona. El emisor británico ha mantenido el tipo de interés oficial (el que carga a los bancos comerciales) en el 0,5%.

El banco central explica en un comunicado que la recuperación de la economía en Reino Unido se desaceleró en 2011, con una caída de la actividad en el último trimestre del pasado año. Aunque algunas encuestas empresariales recientes reflejan un panorama algo más positivo, "la expansión en en los principales mercados de exportación del Reino Unido se ha ralentizado y persiste la preocupación por el endeudamiento y la competitividad de algunos países de la eurozona", explica el banco central en su comunicado.

La institución anticipa un gradual fortalecimiento de la economía a lo largo del año, apoyado por una moderada recuperación de de la renta familiar y una menor inflación, acompañado por un continuado estímulo monetario. Como lastre, sin embargo, pesarán las dificultades de acceso al crédito y los ajustes fiscales que están aplicándose en el Reino Unido.

El Banco de Inglaterra apoya también su decisión en la positiva evolución que prevé en los precios. Tras alcanzar un pico en septiembre, el IPC británico cayó hasta el 4,2% en diciembre, y seguirá haciéndolo: "La inflación caerá probablemente a medida que disminuya el efecto de la energía y de los precios de las importaciones". El elevado nivel de paro y la existencia de capacidad productiva libre también presionarán los precios a la baja.

A la luz de sus previsiones, el banco central estima que, en ausencia de más inyecciones de liquidez, la tasa de inflación caería por debajo del 2%, que es el objetivo a medio plazo que tiene fijado.

La última vez que el Banco de Inglaterra tocó el precio del dinero fue el 5 de marzo de 2009, con una bajada de medio punto porcentual que lo dejó en el 0,5%.

El programa de compras de activos se aprobó ese mismo día. El pasado 6 de octubre de 2011 se amplió en 75.000 libras, hasta 275.000 millones.

Las compras de activos por importe de 50.000 millones decididas hoy comenzarán a ejecutarse el próximo 13 de febrero. El banco adquirirá bonos británicos con un vencimiento mínimo de tres años mediante la celebración de tres subastas semanales a lo largo de tres meses.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS