Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez imputa por apropiación indebida de 4,4 millones a Díaz Ferrán en Marsans

El magistrado de la Audiencia Nacional ve indicios de delito en la gestión de los antiguos directivos del grupo turístico

Gerardo Díaz Ferrán, en una acto cuando era presidente de la CEOE.
Gerardo Díaz Ferrán, en una acto cuando era presidente de la CEOE.

Díaz ferrán tendrá que volver a los tribunales y, en este caso, acusado de un delito que puede acabar con llevarlo a la cárcel. El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha imputado al expresidente de la aerolínea, Gerardo Díaz Ferrán y a su socio, Gonzalo Pascual, por un presunto delito de apropiación indebida de 4,4 millones de euros en la quiebra de Viajes Marsans. Según un auto hecho público hoy, el magistrado ha admitido a trámite la querella presentada por la Fiscalía contra el empresario y el resto de gestores de la compañía turística, cuya quiebra en verano de 2010 dejó más de 4700 afectados y una deuda acumulada superior a los 400 millones de euros.

Junto a los dos máximos responsables del grupo turístico, que deberán declarar ante el Tribunal el 21 y el 22 de febrero, el juez también ha imputado por el mismo delito al último director genera de la empresa turística, Iván Losada, representante de la sociedad Posibilitum Business, propiedad del empresario experto en quiebras Angel de Cabo, que adquirió la compañía en junio de 2010 y que también ha comprado Nueva Rumasa a la familia Ruiz-Mateos.

Según la última modificación del código penal, el delito continuado de apropiación indebida está castigado con una condena de 1 a 6 años de prisión.

El juez, según afirma en el auto, ha encontrado "aparentes indicios de criminalidad" de un "delito continuado de apropiación indebida" en la gestión de la empresa por parte de los imputados. Por este motivo, ordena la "incoación de diligencias previas, así como la práctica de las actuaciones necesarias para la averiguación y esclarecimiento de los hechos, sus autores y circunstancias".

El fiscal asegura que "los responsables de la agencia de viajes se apropiaron indebidamente de las cantidades entregadas por los clientes para la adquisición de billetes", un delito tipificado en el artículo 252 del Código Penal. El responsable del Ministerio Público, Daniel Campos acusa a todos ellos de provocar el vaciamiento patrimonial de la empresa, en perjuicio de los acreedores de la compañía, cuyo concurso de acreedores lo tramita el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid.

Los administradores del concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) del grupo de agencias de viajes ya advirtieron en su momento de que era "probable" que la insolvencia incumpliera los plazos legales, con lo que sus gestores podrían ser declarados "culpables", lo que les obliga a responder por ello.

El grupo Marsans está pendiente de liquidación y la juez del concurso tiene previsto dictar sobre la culpabilidad concursal de todos ellos el próximo mes. En enero de 2009, Pedraz ya archivó una querella presentada por nueve asociaciones de consumidores contra Díaz Ferrán, quien fuera expresidente de la patronal CEOE,  y Pascual por vender billetes de Air Comet cuando ya estaba en quiebra.

Además, la Justicia también ha declarado en quiebra personal a Díaz Ferrán tras confirmar que no tenía recursos para hacer frente a los embargos por un valor total de 417 millones solicitados por los diferentes acreedores de Marsans.