Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reserva Federal ve un mayor crecimiento económico

Varios miembros creen que hay que pensar en revisar el mecanismo de compra de deuda pública

La economía estadounidense va ganando fuerza. Lo constató ya hace tres semanas la Reserva Federal, tras dos días de reunión de su comité de política monetaria. Y ahora pone cifras al optimismo expresado la semana pasada por su presidente, Ben Bernanke, en el Capitolio. La expansión este año rondará el 3,65%, tres décimas y media más de lo anticipado en noviembre. El paro lo revisa a la baja, en una décima, al 8,9%, aún muy alto.

La revisión al alza del crecimiento es sustancial, y no se descarta que pueda rozar el 4% si se cumple la proyección más optimista. En el peor de los escenarios, el banco central habla de que la economía se expandirá un 3,4%. La anterior proyección ofrecía una banda entre el 3% y el 3,6%. Para 2012, año electoral, el crecimiento rondará el 3,95%, en ese caso es una décima más bajo. Y de ahí repuntará al 4,15% en 2013, una décima más.

Este mejor comportamiento económico provocó que algunos de los miembros de la Fed expresaran abiertamente que los datos justifican que se considere revisar el mecanismo de compra de bonos públicos, activado en noviembre para dar un impulso al crecimiento y evitar a la vez un escenario deflacionista al estilo japonés. Discusión que podría tener lugar ya en la próxima reunión de marzo. Pero de momento, el plan sigue su curso.

Hay dos factores que llevan a Bernanke a mantener el rumbo y dejar que el programa de compra de deuda siga operativo hasta el verano, cuando está previsto expire. Por un lado está el paro, que sigue demasiado alto. El desempleo será además un problema para la campaña de reelección de Barack Obama, ya que en 2012 estará en el 7,85%. Es casi un punto menos que en 2011 y una décima menos de lo previsto hace tres meses.

El presidente de la Fed calcula que pasarán cinco años antes de que el mercado laboral vuelva a una situación de normalidad. Para 2013, de hecho, el paro rondará el 7%. Es decir, seguirá dos puntos por encima de lo que en EE UU se considera como pleno empleo. Lo que muchos analistas empiezan a preguntarse ahora es si tras la destrucción vista durante los últimos tres años, ese nivel no estará más alto, en torno al 6,5%.

Por otro lado está la inflación. La Reserva federal sigue insistiendo en que el alza de precios no será superior al 2% entre 2011 y 2013, a pesar de que el consumo de los hogares sube y de la espiral que se viven en los alimentos y materias primas a nivel internacional. Pero hay miembros del comité que reiteran que la actual política monetaria está creando la base para que la inflación repunte a largo plazo.

Bernanke dijo la semana pasada que sigue comprometido con la estabilidad de precios y que, por eso, es vigilante, para actuar antes de que sea tarde. Pero de momento, por sus declaraciones públicas, le da más importancia a estabilizar el mercado laboral. Es como decir que no espera cambios mayores en la economía hasta junio. El mecanismo de compra de deuda pública, calcula, contribuirá a crear 700.000 empleos.