Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reestructuración financiera

Caja Madrid Bancaja se convierte en el mayor dueño de suelo de España

El grupo que preside Rato tiene 11.000 millones en inmuebles adjudicados. -La entidad se hace con terrenos de las promotoras por más de 5.000 millones. -El riesgo potencialmente problemático es de 26.000 millones

Banco Financiero y de Ahorros, el grupo de cajas liderado por Caja Madrid y Bancaja, se ha convertido en la mayor inmobiliaria española y en el mayor propietario privado de suelo, según los datos que ha comunicado hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La fuerte presencia de inmuebles en los balances de las cajas es una de las causas de preocupación entre los inversores internacionales sobre la salud del sistema financiero español.

El sistema institucional de protección (SIP) o fusión impropia de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas es el primero del sector de cajas y la tercera entidad financiera española, por detrás de Santander y BBVA. Su tamaño y su gran exposición al sector inmobiliario han provocado que la entidad acumule en su balance activos inmobiliarios adjudicados a las entidades de su grupo por un valor neto contable de 7.402 millones, tras aplicar una cobertura del 33%, según ha informado la entidad a la CNMV. Eso quiere decir que el valor bruto de esos activos supera los 11.000 millones de euros, una cifra muy por encima del resto de las cajas de ahorros y de las principales inmobiliarias del país. La enorme cifra se debe sobre todo a Bancaja, la segunda por tamaño de las siete que han formado parte de la fusión impropia que ha dado lugar a Banco Financiero y de Ahorros.

De los más de 11.000 millones en inmuebles del grupo, cerca de la mitad corresponden a suelo, con un importe bruto de más de 5.000 millones de euros. Ante la posible pérdida de valor de esos activos, la caja ha provisionado el 41%, pero el suelo procedente de los promotores sigue figurando en el activo de la entidad con un valor neto contable de 3.016 millones. El importe bruto del suelo propiedad de Caja Madrid es superior al último declarado por Martinsa Fadesa, la inmobiliaria en concurso de acreedores que era hasta ahora el mayor propietario privado de suelo de España.

A los adjudicados inmobiliarios, Caja Madrid suma una financiación destinada a construcción y promoción inmobiliaria por importe de 41.280 millones de euros. De esa cifra, 7.370 millones están clasificados como dudosos y otros 7.742 millones son subestándar (están al corriente de pago, pero el Banco de España considera que tienen un especial riesgo de mora o impago).

Así pues, del total de activos inmobiliarios de Banco Financiero y de Ahorro, la cantidad que se clasificaría como "potencialmente problemática" de acuerdo con los criterios del supervisor ascendería a más de 26.000 millones de euros, una cifra sin parangón en todo el sistema financiero español. En su informe de estabilidad financiera del pasado mes de octubre, el Banco de España cifraba la exposición potencialmente problemática del total de bancos y cajas en 180.800 millones de euros con datos de junio de 2010. La cifra de cierre de año del banco liderado por Caja Madrid representa por sí sola el 14% de ese total.

La morosidad del sector inmobiliario es la que ha dañado el balance de las cajas agrupadas en el SIP liderado por Caja Madrid. Con ello, la solvencia de la entidad ha caído por debajo de los mínimos que va a exigir el Gobierno en el decreto que prepara. Ante la necesidad de captar recursos para evitar su nacionalización parcial, la entidad que preside Rodrigo Rato ha decidido iniciar los trámites para salir a Bolsa.