Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reestructuración financiera

Rato anuncia la salida a Bolsa del nuevo banco de Caja Madrid y Bancaja

El presidente de la entidad critica al Gobierno por romper el terreno de juego con la reforma.- "Eso es malo y tiene sus consecuencias", advierte

El presidente de Banco Financiero y de Ahorro, Rodrigo Rato.
El presidente de Banco Financiero y de Ahorro, Rodrigo Rato. CLAUDIO ÁLVAREZ

Rodrigo Rato, el presidente de Banco Financiero y de Ahorros, creado tras la integración de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas, ha anunciado hoy que en febrero comenzarán los trámites para sacar a bolsa la nueva entidad. Rato, que ha hecho este anuncio tras la presentación de los resultados del banco, que ha ganado 440 millones, ha destacado que gracias al capital que pueda captar con la operación, el banco cumplirá con las nuevas exigencias, así como se ha mostrado confiado en que "saldrá reforzado" de la reestructuración del sector.

Sobre la operación, Rato no ha querido avanzar los detalles en cuanto a los plazos que manejan en la entidad ni sobre sus previsiones contables. Así, se ha limitado a avanzar que el valor en libros del banco que saldrá a Bolsa es de 10.240 millones de euros. Sí se ha explayado más en analizar la nueva reforma y el plan de recapitalización anunciado por el Gobierno, un proceso que ha criticado porque, en su opinión, está alterando el campo de juego y desequilibrando las oportunidades para sus jugadores. "Eso es malo y tiene sus consecuencias", ha advertido antes de insistir en que "es un error". "Yo creo que no habría que ir por ese camino", ha añadido.

"Si el Gobierno hace un calendario más exigente y más intenso, lo cumpliremos, pero que quede claro que tiene ventajas pero también costes importantes", ha argumentado Rato. Por otra parte, ha defendido que el consejo de Banco Financiero y de Ahorros esté mayoritariamente formado por ex políticos de las comunidades de origen de las cajas y de sus ayuntamientos porque "son los accionistas de la entidad" y respeta que marca la ley. "Si yo hago un consejo distinto con la gente que a mi me parece, no sería operativo a la hora de tomar decisiones", ha explicado.

Para iniciar su andadura con buen pie, Banco Financiero y de Ahorros, resultado de la integración del negocio de Caja Madrid, Bancaja y las cajas Insular de Canarias, Laietana, Avila, Segovia y Rioja; dotó 9.200 millones en 2010 para sanear su balance.

Morosidad sobre el 6%

En este capital se incluyen los 4.465 millones que recibió del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Este dinero se utilizará para enjugar eventuales pérdidas y hacer frente al auge de la morosidad, actualmente sobre el 6% y una cobertura del 61%. En total, el banco cuenta con unas provisiones de 12.194 millones. Además, su ratio de capital de máxima solvencia o core capital está en el 7,04%. Sobre la morosidad, Rato ha sostenido que bancos y cajas están en una situación muy similar por lo que respecta a la implicación en el negocio inmobiliario y en los préstamos al sector público. "No creo que ellos hayan tenido mejor gestión de riesgos ni más diversificación de negocio, lo único que nos diferencia es la obra social", ha defendido.

Precisamente, en cuanto a su exposición al sector inmobiliario, la entidad tiene prestados al sector 41.280 millones con una tasa de morosidad del 18%. Frente a estos dudosos, el banco asegura que tiene reservas, entre provisiones y garantías, para hacer frente al 100% del riesgo incluido en la carpeta de créditos a promotores y constructores. Asimismo, tiene un saldo de inmuebles adjudicados de 7.402 millones, tras aplicar una cobertura del 33%.

Al ser la primera vez que este banco da a conocer sus cuentas, desde Caja Madrid y sus socios no los han comparado con ninguna cifra. Eso sí, han destacado su cuota de mercado del 10%, su volumen de negocio de 485.000 millones de euros, que es la primera entidad en el negocio doméstico en España por créditos y depósitos y el tercer banco del país por activos con 328.000 millones. Asimismo, han adelantado que tiene cubiertos los vencimientos de deuda de los dos próximos años.

Sinergias de 500 millones

La integración de los negocios de estas siete cajas en Banco Financiero y de Ahorros generará unas sinergías, ha destacado su presidente, de 500 millones de euros a partir de 2013. Frente a los costes derivados del proceso de reestructuración del grupo ascienden a 1.450 millones, que se han sufragado en su totalidad contra la cuenta de resultados.

Por su parte, Caja Madrid ha ganado 256 millones en 2010, lo que supone una caída del 3,7% sobre 2009, un ejercicio en el que las ganancias de la segunda caja del país ya cayeron un 68%. Según ha informado la entidad, a lo largo del pasado ejercicio vendió 3.000 inmuebles por importe de 390 millones de euros, lo que supone multiplicar por tres las ventas del año anterior. Asimismo, realizó unas dotaciones de 1.282 millones para frenar la morosidad, que se mantuvo en el 5,44%, el mismo nivel de 2009.

Volviendo a la intervención de Rato, el presidente de la entidad ha respondido a una pregunta sobre su futuro y si piensa en la política dada las altas valoraciones que tiene en las encuestas como líder del PP. "Estoy encantado de que me sigan valorando bien, pero mi compromiso con este proyecto es muy intenso, para varios años y estoy dedicado a esto totalmente", ha asegurado.

Banca Cívica: 9.187 millones de exposición inmobiliaria y una morosidad del 12,72%

Banca Cívica terminó el pasado ejercicio con un volumen de créditos vinculados al sector de la promoción y construcción de 9.187 millones de euros, de los cuales, el 12,72 % (1.168 millones) eran considerados dudosos, es decir, llevaban 90 días de impago. Según ha comunicado a la CNMV, Banca Cívica -Caja Navarra, CajaSol, Caja Canarias y Caja Burgos- tenía otros 2.200 millones de euros considerados subestándar" dentro de esa cartera, es decir, que aún no podían considerarse morosos pero que cuyo deudor presenta algún tipo de riesgo.

De esos 9.187 millones, 8.438 millones estaban cubiertos con garantía hipotecaria, y de ellos, 3.076 millones eran viviendas terminadas; 706 millones eran edificios terminados; 1.178 viviendas en construcción; 201, edificios en construcción y otros 2.252 millones, terrenos urbanizados.

Asimismo, la cartera de inmuebles adjudicados de Banca Cívica sumaba 1.418 millones de euros netos al finalizar 2010, de los que 631 millones tenían cobertura. Tras el saneamiento de las carteras, el core capital -capital mas reservas sobre activos ponderados por riesgos- se situaba en el 8,05%, suficiente para cumplir con los requisitos mínimos de capital que exige el Gobierno a las entidades que coticen en Bolsa, ya que Banca Cívica insistió en que tiene intención de saltar al parqué próximamente".

Banca Cívica también anunció el cierre de 225 oficinas, el 16 % de la red, y un ajuste del 15,4 % de su plantilla, que incluirá 1.129 prejubiaciones y 326 bajas naturales. La entidad prevé unas sinergias anuales de 197 millones de euros y un ahorro de 805 millones de cinco años consecuencia de la reestructuración del grupo, que representará unos gastos de 416 millones.

Moody's celebra los nuevos requisitos de capital

Las nuevas medidas presentadas la semana pasada por el Gobierno para acelerar la reestructuración y el fortalecimiento del sistema financiero español, especialmente en el ámbito de las cajas de ahorros, representa "claramente" un paso en la dirección correcta, según la agencia de calificción crediticia Moody's, que considera "un paso vital" las mayores exigencias de capital.

"El plan, que será aplicado mediante una reforma legal que será aprobada en febrero, supone claramente un paso en la dirección corecta, ya que las mayores exigencias de capital son per se siempre positivas para el crédito", afirma la agencia. Además, destaca que este plan invita a una reestructuración "más transparente" de las cajas, así como al uso de estructuras más simples sujetas a la disciplina de los mercados que permitan un mejor gobierno corporativo.

"Se trata de un paso fundamental adicional hacia un saneamiento, consolidación y recapitalización de mayor alcance de lo que habíamos visto hasta ahora", señala la agencia, que califica este anuncio de "movimiento vital" para el fortalecimiento a largo plazo de estas entidades. "Con su insistencia en mayores niveles de capital, el Gobierno aumenta la presión sobre los actuales propietarios de las cajas, los gobiernos regionales, para que capten este capital o abandonen sus actuales estructuras corporativas", apunta Moody's.

Más información