La banca europea se juega más de 600.000 millones en España

Las entidades de Francia y Alemania son las que más dinero han prestado

El nerviosismo de los mercados ante las dificultades por las que atraviesa la economía española resulta comprensible. La exposición de la banca de la eurozona a España ronda los 602.000 millones. Entre Irlanda, Portugal y Grecia, las entidades de la eurozona se juegan 705.000 millones, lo que prueba el enorme riesgo concentrado sólo con España. Esos son los datos del informe trimestral sobre banca y mercados financieros que el Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés) ha hecho público esta noche.

Esos 602.000 millones son los préstamos de los bancos de la eurozona tanto para el sector público español como para el privado empresarial y financiero. Esta sería la factura que estaría en juego en el caso de España sufriera serios problemas de solvencia. Por eso, a los países de la eurozona no les interesa que España caiga y presionan para que se adopten medidas con rapidez para tranquilizar a los mercados.

Más información
Informe trimestral del Banco Internacional de Pagos (en inglés)

Los bancos franceses son los que tienen una mayor exposición a España con 205.000 millones, seguidos de los alemanes, con 167.000 millones. A diferencia de lo que sucede con Irlanda, Grecia o Portugal, también tienen una destacada exposición los bancos de Estados Unidos, por una cuantía que ronda los 140.000 millones, por encima de la exposición de la banca británica (115.000 millones). En sentido contrario, las entidades españolas tienen concentrada su mayor exposición en Portugal, con 110.000 millones y casi dos tercios de ellos, en el sector privado no financiero.

Dentro de España, los países del euro tampoco han dirigido sus fondos a los mismos sectores. Así, la banca francesa ha apostado principalmente por el sector privado empresarial (80.000 millones de dólares) mientras que casi la mitad de la exposición de la banca alemana se concentra en el sector bancario (unos 90.000 millones).

Lee el artículo completo mañana en EL PAÍS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS