Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE y Budapest consideran "salvajemente exagerados" los pronósticos sobre la quiebra de Hungría

El propio Ejecutivo húngaro rectifica el pronóstico que hizo ayer y que llevó a las Bolsas a mínimos.- El FMI investiga las cuentas públicas

Nueva vuelta de tuerca a la situación de Hungría, que ayer reveló datos sobre su economía que dejaron de nuevo a las bolsas en mínimos y a los inversores, gobiernos y medios preocupados por una posible bancarrota que deje al país en una situación peor que la de Grecia. Mientras los funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI) investigan las cuentas húngaras en Budapest, la Unión Europea (UE) y el propio gobierno húngaro han asegurado que los temores son "salvajemente exagerados" y que la situación es grave pero que el país está lejos de la quiebra.

El comisario europeo para Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha afirmado en la reunión del G-20 que se celebra en Corea del Sur que "la economía húngara se encuentra ahora en el camino de la recuperación y ha exhibido en el primer trimestre de este año señales de fortalecimiento. Por lo tanto, cualquier comentario sobre un default, ya sea fiscal o de deuda, es una salvaje exageración".

Altos representantes del Gobierno húngaro citados por Reuters creen que las declaraciones realizadas ayer por el Ejecutivo son "exageradas" y "desafortunadas". "Esos comentarios eran exagerados. Tengo que decir que la situación está consolidada y que el objetivo de déficit es alcanzable. Si un colega ha dicho eso es desafortunado", aseguran.

Por su parte, el secretario de Estado Mihaly Varga, ha asegurado que el país "necesita un plan de acción conjunta tan pronto como sea posible para poder llegar al objetivo de reducción del déficit", que el propio Ejecutivo ha cifrado hoy en el 3,8% del PIB. Eso sí, Varga acusó al anterior gobierno, liderado por el economista independiente Gordon Bajnai, de haber mentido sobre el estado real de las cuentas públicas.

Ayer, el reconocimiento de su Gobierno de que se habían falseado las cuentas y de que la situación del país es "muy grave" supuso un empeoramiento de la crisis de la deuda y llevó los mercados de Europa, en especial el Ibex, y EE UU, con el Dow Jones al frente, a nuevos mínimos.

El FMI vigila

Un equipo de expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) analiza desde hoy en Budapest las cuentas públicas del país, según aseguró ayer la entidad, después de que el nuevo Gobierno revelara que el déficit puede ser mucho mayor que lo pensado. El nuevo Gobierno, que tomó posesión hace una semana, publicará hoy un informe sobre el verdadero estado de la economía y se ha comprometido a elaborar un plan de acción en un plazo no superior a tres días.

Christoph Rosenberg, encargado de la institución en ese país pasará "algunos días" en la capital húngara con el objetivo de examinar junto al nuevo gobierno "los acontecimientos económicos recientes y las perspectivas" de crecimiento, según dijo a Efe Simonetta Nardin, una portavoz del organismo. La visita estaba marcada desde antes de que la nueva administración hiciera sus declaraciones sobre el erario público.

Péter Szíjjártó, portavoz del Ejecutivo húngaro, aseguró ayer que "la economía está en una situación muy grave" y acusó al anterior gabinete de haber manipulado los datos económicos, tal y como había hecho Grecia

El Gobierno quiere dejar el déficit en el 3,8%

El Gobierno húngaro se ha marcado como objetivo dejar el déficit del Producto Interior Bruto en el 3,8%.- El Banco Nacional de Hungría pronostica para este año un déficit del 4,5%, mientras que fuentes del partido gobernante lo elevan ahora al 7,5%. El Gobierno no ha querido hacer estimaciones sobre el déficit presupuestario previsto para 2010

Más información