Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La primera crisis del euro

El FMI recomienda una indemnización por despido progresiva

Una delegación del organismo visitará España esta semana para evaluar su política económica

El economista jefe del Fondo Monetario Internacional, Olivier Blanchard, ha advertido que el sistema de negociación colectiva tiene "efectos perversos" porque son la mayoría de las grandes empresas las que determinan los salarios para todos los sectores, y no es lo más indicado para las pymes. Según ha destacado, aunque es "difícil" hablar del mercado laboral cuando los mercados financieros están en crisis, subrayó la necesidad de acometer reformas en el mercado de trabajo para que la economía española se recupere y adoptar una indemnización por despido "progresiva".

En su opinión, el mercado laboral en España "está funcionando mal" y tiene "síntomas evidentes" que lo ponen de manifiesto como la alta tasa de desempleo y la baja productividad. También ha puesto el foco sobre las diferencias entre los mecanismos de protección con que cuentan trabajadores fijos y temporales. Según ha criticado, es "peligroso y equivocado" mantener el actual sistema español, en el que un trabajador temporal no tiene protección y el resto sí. Blanchard ha hecho estas declaraciones durante su intervención por videoconferencia en las jornadas sobre el mercado laboral organizadas por el Banco de España y el FMI que se han celebrado en Madrid.

Antes de la intervención de Blanchard, el número dos del Fondo Monetario Internacional (FMI), John Lipsky, ha indicado desde Washington que España y Portugal deben llevar a cabo un ajuste fiscal mayor que el previsto hasta ahora. Preguntado si ambos países deberían hacer una reducción adicional de su déficit, el funcionario ha respondido: "Sí, aunque no sólo Portugal y España. Será necesario un ajuste fiscal en los próximos años de forma sostenida en virtualmente todas las economías avanzadas".

La declaración de Lipsky, que se suma a las de la OCDE realizadas también hoy, el directivo del Fondo ha hecho estas declaraciones en la víspera de que el Gobierno español anuncie mañana las nuevas medidas que prevé llevar a cabo para reducir el déficit público en 15.000 millones de euros adicionales este año y el siguiente.

"Dar financiación no es la solución"

Con ello, sus números rojos ascenderán al 9,3% del Producto Interior Bruto en 2010 y al 6,5% en el 2011. Lipsky ha señalado que el nuevo Mecanismo de Estabilización Europea, un fondo capaz de movilizar 750.000 millones de euros (unos 955.000 millones de dólares), resuelve la "ambigüedad" sobre cómo responderá a una crisis la zona euro, pero no solventa el problema de fondo, que son los altos déficit.

"Simplemente dar financiación no va a proporcionar la solución", ha indicado el economista estadounidense y en ese sentido considera necesario "un ajuste de política adicional en muchos países de la zona euro". Lipsky ha insistido en que la entidad no sostiene actualmente negociaciones con España, Portugal u otro país de la UE sobre un programa de créditos. Esta semana una delegación de expertos del Fondo comenzará en Madrid un análisis de las medidas del gobierno para reducir el déficit, como parte de la revisión anual de su economía, según ha dicho hoy la entidad.

El equipo está encabezado por James Daniel y previsiblemente permanecerá en España unas dos semanas. Durante la estancia, sus integrantes se entrevistarán con los responsables de la política económica del Gobierno y del Banco Central de España. Generalmente las delegaciones del FMI también se reúnen con representantes de los empresarios, los trabajadores y analistas independientes. Posteriormente elaborarán un informe para el Consejo Ejecutivo, un órgano con 24 directores -uno de ellos español-, que representan a los 186 países miembros y que dedicarán una sesión a España en los próximos meses.

La situación de las cajas

El FMI ha advertido de que las cajas de ahorros españolas seguirán necesitando una fuerte asistencia del sector público hasta que concluyan su proceso de reestructuración. En su último European Regional Economic Outlook, el organismo señala que las cajas "seguirán siendo fuertemente dependientes de la asistencia pública hasta que se complete una adecuada reestructuración, una consolidación y una recapitalización".

El FMI afirma que muchas entidades financieras en Europa deberán hacer frente a nuevas adversidades debido a los activos deteriorados y a los impagos provocados por la recesión. Por esta razón, subraya que las limitaciones en el acceso al crédito se mantendrán en numerosas economías y provocarán una "constricción" en el esperado despegue de la inversión y en el consumo de productos duraderos.

La OCDE insiste en la necesidad de acelerar la consolidación fiscal

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Angel Gurría, ha insistido hoy en que España debe acelerar la consolidación de sus finanzas públicas y reformar las pensiones y el mercado laboral para calmar a los mercados. Además, se ha mostrado convencido de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presentará mañana un paquete de ajuste "sólido y creíble".

"Estoy seguro de que mañana las autoridades españolas presentarán un paquete sólido y creíble", ha dicho Gurría tras reunirse con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. Al ser preguntado por las medidas concretas que debería adoptar España, el secretario general de la OCDE ha resaltado que las recomendaciones de este organismo son conocidas y se refieren a "las finanzas públicas, el mercado laboral y el sistema de pensiones". En este sentido, ha reclamado medidas "estructurales" para "hacer que crecimiento sea más sostenible a medio y largo plazo".

"Lo que pasa es que hay una mayor conciencia de la necesidad de concentrarse en la consolidación, y en algunos casos adelantar algunos planes ya anunciados. Los mercados están reaccionando positivamente a esta posibilidad", ha destacado Gurría.

Más información