Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La primera crisis del euro

El alivio del 'rating' de la deuda griega impulsa las bolsas

S&P retira la "vigilancia con implicaciones negativas" sobre los bonos de Grecia gracias al plan de ajuste aunque rebaja las perspectivas a largo plazo

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor?s ha decidido hoy retirar la "vigilancia con implicaciones negativas" sobre la nota de la deuda pública de Grecia, actualmente situada en BBB+, al tener en cuenta las medidas de ajuste adicionales aprobadas por el Gobierno heleno el pasado 5 de marzo, aunque ha rebajado la perspectiva del rating de Grecia a negativa.

La noticia, que alivia la presión sobre los bonos griegos a corto plazo aunque deja la puerta abierta para que, en caso de que el plan de austeridad no de los frutos esperados, rebaje su nota sobre la República helena a medio o largo plazo, ha ayudado a que los principales índices bursátiles internacionales se diesen la vuelta, consolidando las ganancias en las plazas europeas. Al otro lado del Atlántico, Wall Street moderaba los ascensos hasta el 0,3% a la espera de la previsible decisión de la Fed de que mantenía los tipos de interés.

Además, el informe de S&P ha coincidido con el visto bueno que han dado los ministros de Economía y Finanzas de la UE al informe de la Comisión Europea que cree suficiente el paquete adicional de medidas del Gobierno griego. "Grecia va ahora por el buen camino. El Parlamento griego ya ha aprobado el decreto gubernamental, y las medidas para reducir el déficit público cuatro puntos ya están siendo aplicadas", ha explicado el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn.

"Grecia está en el buen camino"

Rehn ha valorado que las nuevas reformas se basan "en una evaluación más realista del crecimiento económico respecto al escenario planteado en un principio" y restó importancia a las últimas previsiones del Banco Central Europeo, que pronostican una contracción económica para Grecia del 2% PIB para este año, más negativas de lo barajado en un principio. "Es verdad que el programa se basaba en unas cifras de crecimiento un poco distintas, pero ahora el plan es muy realista, muy convincente. Grecia está en el buen camino para su consolidación fiscal", ha insistido el comisario finlandés.

Por su lado, el ministro griego de Finanzas, Yorgos Papaconstantinos, se ha mostrado confiado en un descenso de los costes de financiación asociado a la mejora de la credibilidad de la economía, tras la adopción de las medidas adicionales de ajuste.

Pese al apoyo expresado, Rehn ha recordado que la Comisión Europea continuará "vigilando" el desarrollo de la situación en Grecia, que en mayo próximo presentará un nuevo informe sobre la evolución de las medidas de ahorro a medio plazo, en el que abordará reformas estructurales como la del sistema de las pensiones.