_
_
_
_
_

'Stand by' no es apagado

La OCU sostiene que dejar los electrodomésticos en suspenso puede costar hasta 100 euros al año

Los aparatos en modo de espera stand by (el pilotito rojo de la tele, por ejemplo) siguen consumiendo electricidad, aunque mucha gente lo desconoce. De hecho, según datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), no se trata de un consumo residual, sino que dejar de apagar los electrodomésticos puede suponer un gasto de 100 euros anuales.

Dada la gran cantidad de electrodomésticos, aparatos y dispositivos electrónicos de todo tipo que hay actualmente en hogares y oficinas, el consumo en stand by no es, ni mucho menos, residual. Supone el 11% del total del consumo en Europa, según esta organización. Entre los aparatos que más energía consumen cuando están en modo de espera figuran en primer lugar los televisores (que gastan un 9% de la energía total que se consume en la Unión Europea), los descodificadores de televisión (consumen tanto en stand by como funcionando), las consolas de juegos, los DVD, los conjuntos de home cinema, los ordenadores de sobremesa (además del monitor) y las impresoras.

Más información
La CNE investigará a las eléctricas por la facturación mensual
La patronal eléctrica advierte de que el fin de las tarifas reguladas no abaratará la luz

Nueva directiva europea

Como ejemplo, el consumo de un descodificador de TDT en modo de espera al cabo del año puede ser equivalente al de una lavadora que se ponga cinco veces a la semana. Por ello, la OCU recomienda, además de apagar los aparatos que no se estén utilizando, optar por electrodomésticos eficientes, no dejar cargadores (del móvil, del disco duro, etcétera) conectados siempre a la corriente e intentar conectar los aparatos a una toma de corriente con interruptor, para poder cortar la corriente cuando no se usen. También recuerda que el consumo de un portátil es mucho menor que el de uno de sobremesa.

Finalmente, la OCU recuerda que una nueva normativa europea, que entrará en vigor en enero de 2010, intentará atajar esta situación y recortar el consumo en stand by. Este reglamento establece que todos los aparatos deben permitir alguno de los dos modos de espera posibles (o los dos): stand by y off.

El primero supondrá que el equipo conectado a la corriente, que ofrece informaciones en pantalla (estado y hora) y que se pude reactivar (encediéndolo con el mando a distancia). La potencia máxima si sólo tiene la opción de reactivación será 1 W, y si además hay pantalla con información, 2W. En modo off o apagado, el equipo está conectado a la corriente, pero sólo se puede reconectar con el botón de encendido. La potencia máxima será de 1 W. A juicio de la OCU, la nueva norma "supone una mejora, pero no basta", ya quesSus limites siguen siendo "demasiado permisivos".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_