Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fed cree que la economía se está estabilizando

La Reserva Federal de EE UU mantiene los tipos ente el 0 y el 0,25%, anuncia la extensión hasta octubre de la compra de bonos del Gobierno y ve nuevos signos de mejora

La crisis continúa pero con menos intensidad y con signos esperanzadores, al menos para la primera economía del planeta. La Reserva Federal de EE UU (Fed) ha anunciado esta tarde que mantiene los tipos de interés entre el 0% y el 0,25% un nivel históricamente bajo y que seguirá, según el banco central estadounidense, durante "un periodo extenso", el tiempo que duren las actuales condiciones económicas. Además, considera que la situación económica "se está estabilizando" y que hay nuevos signos de mejora. Estos anuncios se interpretan en los medios de EE UU como una vuelta progresiva a la política tradicional de la Reserva.

"La información recibida desde que el Comité de Mercado Abierto de la Fed se reuniese en junio sugiere que la economía se está estabilizando", asegura la Fed en un comunicado. Respeto a la inflación, uno de los temas que más preocupan a los analistas en contextos de tipos de interés bajos, el comité de la Fed cree que "la inflación se mantendrá baja durante un tiempo". A pesar de los últimos datos positivos de julio, el desempleo continúa siendo uno de los grandes problemas de la economía de EE UU y la Reserva Federal no cree que la situación mejor durante el próximo año.

Crecimiento sostenible

La institución presidida por Ben Bernanke confía en las medidas que está tomando para reactivar la economía. "Aunque la actividad económica continuará débil un tiempo, el comité sigue anticipando que las medidas para estabilizar las instituciones y los mercados, el estímulo fiscal y monetario, y las fuerzas del mercado contribuirán a una reanudación gradual de un crecimiento económico sostenible", ha indicado. Además, el banco central estadounidense se compromete a mantener todas las herramientas a su alcance para "impulsar la recuperación económica y mantener la estabilidad de precios".

En su reunión de junio, la Fed veía un menor ritmo de contracción, aunque aún no eran tan determinantes sobre la mejora de la economía.

Por otro lado, la Fed se ha referido también a su programa de compra de bonos del Tesoro a largo plazo por valor de 300.000 millones de dólares, proceso que se ralentizará y se prolongará un mes más, hasta octubre. La medida parece mostrar un voto de confianza en la economía de EEUU por parte de la Fed.

Con este comunicado, la institución estadounidense se une al optimismo desatado la semana pasada a raíz de la primera caída del paro en 15 meses.