Análisis:Fusiones en el sector bancario
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Un elefante se traga a una pulga (muy jugosa)

Tanto esperar las fusiones de entidades financieras y el comienzo ha sido un fiasco. La entidad malagueña es 35 veces más grande que su nuevo socio, baremo suficiente como para pensar que con la operación se quiere sacar de algún problema a los jienenses, actual o de futuro, o quizá haya otros beneficios para Unicaja. La red de Caja de Jaén supone el 5% de las oficinas de la entidad presidida por Braulio Medel; el 3,98% de los empleados; el 2,81% de los créditos o el 3,40% de los depósitos... El ranking también es clarificador: la caja número ocho por depósitos de clientes se ha unido con la número 43, es decir, la antepenúltima.

En las últimas declaraciones del 30 de junio, el presidente de Caja de Jaén, José Antonio Arcos Moya, insistía en la salud de la entidad por la buena posición de liquidez. Sin embargo, reconocía que la morosidad era del 4,77%, con una cobertura no muy holgada, el 61,67%, y un beneficio neto que había caído un 25% por el incremento de las provisiones. Con un activo,(es decir, el tamaño de la entidad), inferior a los 1.000 millones de euros, la capacidad de maniobra de Caja Jaén no era muy alta. El panorama que viene es de mayor morosidad, menos ingresos por la atonía del mercado y la caída de tipos... Por eso, su afirmación de que "nosotros somos de los que podemos decidir", a la hora de las fusiones, como dijo Arcos Moya, parece muy brava.

Más información
Unicaja y Caja de Jaén presentan su proyecto de fusión
Unicaja y Caja de Jaén se integran sin recurrir a las ayudas públicas

¿Y qué gana Unicaja? Quizá le quita un problema a la Junta de Andalucía; rompe el hielo de las fusiones para que otras (como CajaSur) vayan tomando nota y Braulio Medel (Sevilla, 1947) alarga dos años más su presidencia. En septiembre acaba su mandato que empezó hace 18 años y, gracias a la pequeña entidad, que no le puede dar problemas, Medel podrá seguir dos años más (hasta cumplir 20 años en el cargo) porque se reabren los estatutos. El elefante se tragará la pulga, pero será muy jugosa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS