EE UU permite que 10 bancos empiecen a devolver el dinero del plan de rescate

JP Morgan, Goldman Sachs y otras ocho grandes entidades devolverán en los proximos meses 68.000 millones de dólares del plan de rescate, lo que es visto por Geithner como un síntoma de recuperación

Prueba de la mejoría de salud que han experimentado los principales bancos de EE UU en los últimos meses, el Tesoro ha permitido a 10 de ellos que empiecen a devolver el dinero de los planes de rescate. En total, 68.300 millones de dólares (algo más de 48.900 millones de euros) que el Gobierno les prestó con dinero público.

El Tesoro esperaba que los bancos devolviesen 25.000 millones a lo largo de todo el año, dato que demuestra la velocidad con la que las entidades financieras se están recuperando, tal y como ya se vio durante las pruebas de solvencia a la que fueron sometidos en abril.

Los bancos que recibieron este dinero están especialmente interesados en devolver cuanto antes el dinero para poder librarse de las condiciones impuestas por el Gobierno bajo el paraguas de TARP, las siglas en inglés del Programa de Ayuda a Activos en Problemas. Goldman Sachs Group Inc., American Express Co. y State Street Corp están entre los que han captado fondos suficientes para prescindir de la ayuda pública.

Más información
El Tesoro de EE UU dice que el sistema financiero empieza a sanar
La mayoría de los bancos pasa el examen de solvencia de EE UU
Buenas noticias para los bancos de EE UU
Obama promete 600.000 puestos de trabajo para acelerar la recuperación económica
Goldman Sachs gana 2.500 millones en el segundo trimestre

"Estos reembolsos son una señal alentadora de la recuperación del sistema financiero, pero queda mucho trabajo por delante", ha indicado en un comunicado el secretario del Tesoro, Timothy Geithner. El Tesoro ha aceptado este desembolso después de que ayer el presidente Barack Obama asegurase que la recuperación no va al ritmo adecuado.

La medida permite, además, demostrar que los planes del Gobierno funcionan, aunque la economía se mantenga débil y dotará de nuevo al Estado de fondos para poder redistribuirlos entre entidades en problemas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS