Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

General Motors y Chrysler piden otros 17.000 millones de dólares

GM despedirá a 47.000 empleados y Chrysler recortará su plantilla en 3.000 antes de 2010

El primer fabricante de automóviles de EE UU, General Motors, ha anunciado al Gobierno que necesitará aumentar su préstamo hasta los 30.000 millones de dólares con el fin de evitar su bancarrota, 12.000 millones más de los que había previsto inicialmente, según informa la edición digital de The New York Times.

La compañía que preside Richard Wagone, que ya recibió en diciembre pasado 13.400 millones de dólares como parte de los fondos aprobados por la Casa Blanca para rescatar el sector del automóvil, ha asegurado, además, que tiene previsto recortar 47.000 puestos de trabajo en todo el mundo antes de que finalice este año -de un total de 244.000 personas que trabajan para la compañía-. Casi la mitad de estos nuevos despidos, informa el diario neoyorkino, se producirán en EE UU.

El plan de viabilidad que ha presentado al Departamento del Tesoro también estima que para 2012 General Motors reducirá sus plantas de producción en Estados Unidos a un total de 33, cinco menos que lo establecido por la empresa el pasado diciembre.

Más despidos

Por su parte, Chrysler, el tercer fabricante de coches del país, que a finales de diciembre ya recibió 4.000 millones de dólares, había solicitado en un principio otros 3.000 millones para hacer frente a la crisis que atraviesa pero finalmente, ha asegurado, necesitará 5.000 millones más ante la fuerte caída de las ventas, 9.000 millones en total.

La compañía presidida por Tom LaSorda ha anunciado, asimismo, otros 3.000 nuevos despidos como parte de su plan de viabilidad presentado y ha hecho público que que dejará de fabricar tres modelos de vehículos, y asegura que el sindicato United Auto Workers ha aceptado algunas concesiones y que se han producido avances con los tenedores de bonos y los concesionarios.

Ahora se espera que el nuevo comité de expertos anunciado el lunes por Obama en sustitución del zar del automóvil propuesto por la anterior administración revise los detalles de ambos planes de reestructuración antes de aprobar los recursos que solicitan, para lo cual se había fijado como fecha el próximo 31 de marzo.