Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asamblea de la Kutxa rechaza la fusión con la BBK

El resultado ha sido de 63 votos en contra, 33 a favor y 4 abstenciones

La asamblea general de la Kutxa celebrada este viernes en San Sebastián ha rechazado su fusión con la BBK para crear una nueva caja. El resultado ha sido: 63 votos en contra, 33 a favor y 4 abstenciones. Por el contrario, en la asamblea de la BBK, con la presencia de 94 compromisarios, se había aprobado, tal y como estaba previsto, el proyecto de fusión, con 68 votos a favor y 26 en contra. Este resultado aborta el proyecto de unión de estas dos entidades.

Esta decisión requería el apoyo de dos tercios de los asistentes a la asamblea, es decir, 67 tenían que respaldarla, lo que no ha ocurrido en esta reunión, cuyo voto ha sido secreto, y hará que ambas entidades continúen, por el momento, su andadura en solitario.

De los 100 compromisarios convocados, 51 son representantes del PNV y EA, 9 de CC OO, 2 del colectivo Pixkanaka, 3 de Ezker Batua y 1 de Aralar, todos, en principio, favorables a la fusión; además, 18 del PSE, 3 del PP, 3 de Acción Nacionalista Vasca, 1 de ELA, 1 de LAB y 8 de la agrupación de impositores de la izquierda abertzale Banatuz, que habían expresado su oposición al proyecto.

Reacciones

Al término del escrutinio, el presidente de Kutxa, Xabier Iturbe, ha comparecido con semblante serio ante los medios de comunicación y ha reconocido que el rechazo a la fusión supone una "decepción", aunque ha recalcado que la caja guipuzcoana tiene "suficiente fuerza para seguir adelante".

Mientras, en Bilbao, la asamblea general de la BBK sí aprobó la fusión, con 68 votos a favor y 26 en contra, según ha informado en un comunicado la entidad financiera. El presidente de la BBK, Xabier de Irala, ha comentado tras conocer el rechazo en Guipúzcoa que se ha perdido la oportunidad de crear "una herramienta sin precedentes" para hacer frente a la crisis y contribuir "al progreso económico" de Euskadi y "a su cohesión social".

"Cada uno sabe la responsabilidad que ha asumido", dijo Irala, que ha remarcado que "tenía el deber de intentarlo una vez más, pero siempre hay intereses que se oponen a lo que dicta el sentido común. Ahora sólo nos queda seguir trabajando para enfrentarnos a la crisis de la mejor forma posible".

El secretario general del PSE/EE de Guipúzcoa, Iñaki Arriola, ha dicho a los periodistas que el rechazo es un "mensaje claro para el PNV" que, a su juicio, "tiene que ser más humilde y no puede pensar que el país, las instituciones y las kutxas son suyas".

Arriola, cuyo partido se oponía a este plan de unión a dos, ha reiterado la disposición de los socialistas a trabajar en un "proyecto que sirva al país, reconozca la pluralidad, cohesione a Euskadi y garantice los intereses de futuro de Guipúzcoa".

Por su parte, el secretario general del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, afirma que la primera lectura del rechazo de la Kutxa debe ser un "aviso a navegantes para el PNV de que las cosas en Euskadi no se pueden hacer de forma unilateral".